Kelvin Gastelum, cambiará a Peso Medio

Luego de su pelea en UFC 183, la cual para Kelvin Gastelum representó su primera derrota profesional, el Presidente de UFC Dana White dijo en la conferencia posterior que su destino en adelante...
Luego de su pelea en UFC 183, la cual para Kelvin Gastelum representó su primera derrota profesional, el Presidente de UFC Dana White dijo en la conferencia posterior que su destino en adelante eran las 185 libras.
 Luego de su pelea en UFC 183, la cual para Kelvin Gastelum representó su primera derrota profesional, el Presidente de UFC Dana White dijo en la conferencia posterior que su destino en adelante eran las 185 libras.
Ciudad de México -
  • El peleador mexicoamericano perdió su último combate.

Por: Juan Cardenas

Luego de su pelea en UFC 183, la cual para Kelvin Gastelum representó su primera derrota profesional, el Presidente de UFC Dana White dijo en la conferencia posterior que su destino en adelante eran las 185 libras.

Gastelum no es ajeno a esta categoría, de hecho en esa fue que ganó The Ultimate Fighter, derrotando a todos sus rivales incluido el favorito Uriah Hall en la final. Kelvin fue el caballo negro, último en ser elegido por Chael Sonnen y demostró a todos su valía, su calidad y corazón.

Todo iba bien, una historia de película hasta ese momento, que sólo mejoró al debutar en peso welter en su primera pelea contra Brian Melancon, medio round le tomó levantar las manos. Se vio cómodo en el octágono, con buen juego de pies frente a un Melancon que también presumía el suyo. En menos de un minuto Gastelum logró derribarlo, y de nuevo a los dos minutos, bajando con ello el ritmo de Brian y tomando el control del combate, llevándolo así a la reja, donde lo conectó con buenas combinaciones, hasta que un uper de izquierda mandó a Melancon a la lona. Como si fuera todo un experimentado peleador Kelvin de inmediato tomó su espalda en una rapidísima transición y lo sometió a los 2:26.

Kelvin llegó a esta pelea en exactas 170 libras luego de trabajar con Mike Dolce, quien incluso llegó a decir que Gastelum podría y debería pelear en las 155 libras. Ello no sucedería, pero las 170 libras parecían un buen hogar para el de origen mexicano, sin embargo, en UFC 171 tendría su primer aviso, Kelvin sufrió para dar el peso como pocas veces se ha visto, y aunque al final lo consiguió en el tercer intento el día del pesaje, el desgaste fue muchísimo y quizá sólo la joven edad de Kelvin le permitió vencer a un durísimo Rick Story quien incluso llegó a mandarlo a la lona con una izquierda que a cualquier otro pudo noquear definitivamente, y aunque dominó, también terminó la pelea defendiendo una sumisión.

“Nunca más voy a pasar por eso” dijo luego de aquella experiencia, “sentía que me moría” agregó sobre su sensación en Dallas al casi no dar el peso. Eso fue marzo del 2014, y tres meses después, Kelvin llegaba para enfrentar a Nico Musoke en San Antonio. La báscula no sería tan benévola con él, dio 172.5 libras y perdió parte de su bolsa. Nuevamente se las ingenió para ganar, aunque Musoke le representó quizá más problemas de lo que muchos hubieran pensado, incluso derribándolo en varias ocasiones. Pero kelvin demostró nuevamente corazón, se impuso quebrando a Nico y se llevó la decisión unánime de los jueces.Su siguiente escenario fue la Ciudad de México, una pelea soñada para Kelvin. Enfrentando al peligroso y experimentado Jake Ellenberger fue el evento co-estelar de la noche. Ningún problema tuvo el 14 de Noviembre cuando se subió a la báscula en la Arena Ciudad de México, marcando peso perfectamente y cerrando con broche de oro sometiendo a Ellenberger en el 1er round ganando además su primer bono a lo mejor de la noche. México se le entregó y Kelvin parecía haber repuesto camino ahora sí.

Hoy sabemos que esto no fue así. Kelvin se subió a la báscula en 180 libras, nueve por encima del límite de 171. Además, su corte fue tan malo que su salud se vio comprometida y los doctores tuvieron que examinarlo para saber que estaba en condiciones de pelear. Se lo permitieron y luego de tres rounds frente a Woodley (quien tampoco tuvo su mejor pelea), fue claro que Gastelum no estaba bien. Esa ventaja de 10 libras nunca se vio. Inefectivo su ataque no fue tan versátil como otras veces y pese a mantener un buen juego de pies y presión, no se le vio el mismo ímpetu de antes por ir a ganar, quizá fue cansancio producto del mal corte.

Cuando un peleador falla al dar el peso, compromete el trabajo de su rival y de su campo de entrenamiento. Por supuesto también el de los fans y la empresa, pues todos esperan ver esa pelea en igualdad de condiciones. Finalmente el peleador no respeta su propio trabajo ni el de sus entrenadores. Dana White mostró este descontento en la conferencia posterior al decir claramente “ahora es un peleador de 185 libras”. Nuevamente peso medio, como lo fue en los principios de su carrera.

Sin embargo, las condiciones son distintas. Para empezar Kelvin corta un ascenso vertiginoso en la categoría welter, donde en sólo dos años había llegado al Top 10 de una competidísima categoría y se perfilaba como contendiente. Eso es parte del pasado, al menos se ha puesto en pausa.

¿Su futuro en la división peso medio? Alguien como Gastelum no puede ver menos de donde ya estaba, y eso es hablar de los mejores en la división, nombres como Weidman, Belfort, Machida, Jacare, Rockhold, Yoel Romero no pintan un panorama fácil para los 5’9 pies de Kelvin (1.75 m). Todos los antes mencionados pasan los seis pies (182m) y su alcance es mayor. En peso al momento de subirse al Octágono también son más grandes, varios de ellos han estado como sabemos en la categoría de las 205 libras o podrían estarlo sin problema. La lucha o jiu jitsu de todos es de lo mejor que hay. Incluso viendo más abajo en el rankings peleadores como Thales Leites, Mark Munoz o Brad Tavares se le complicarían mucho al mexicano.

Pero este es su panorama. Tendremos que esperar por su siguiente llamado y ver contra quién lo enfrenta el matchmaker del UFC Joe Silva para ver su desempeño y cómo lo resuelve. Sólo hasta entonces se sabrá si Kelvin puede pedir una segunda oportunidad como welter, o se inclina por seguir el camino del as 185 libras.

No te pierdas