Guillotina letal, Werdum sometió a Caín

Con una clase magistral de boxeo, paciencia y una espectacular guillotina en el momento preciso, el brasileño Fabricio Werdum aprovechó un descuido de Caín Velásquez para proclamarse Campeón de...
Aproveché cuando Caín se cansó: Werdum
Arena Ciudad de México -
  • La revancha ya está pactada para realizarse en Las Vegas en una fecha por definir

Con una clase magistral de boxeo, paciencia y una espectacular guillotina en el momento preciso, el brasileño Fabricio Werdum aprovechó un descuido de Caín Velásquez para proclamarse Campeón de los Completos en el UFC 188 en la Arena Cd. de México.

Werdum fue la gran sorpresa de la noche, ante una Arena con un silencio sepulcral, demostró que los 35 días de entrenamiento en el Centro Ceremonial Otomí sirvieron de apoyo para conquistar el cetro y demostrar que es el mejor en la máxima categoría del MMA.

Caín conectó par de jabs llenos de cloroformo que de inmediato cimbraron la cabeza de Werdum; el brasileño asestó una patada circular y cayó, pero logró reincorporarse de forma inmediata.

“¡Caín, Caín, Caín!, ¡Caín, Caín, Caín!”, se escuchaba el grito ensordecedor de los fans en la Arena.

Un poderoso gancho de derecha logró aterrizar en el rostro de Caín, el peleador de raíces mexicanas comenzó a sangrar del pómulo izquierdo inmediatamente pero su esquina detuvo la hemorragia tras sonar la campana.

El guerrero Tricolor conectó patadas al muslo del brasileño, quien poco a poco aflojaba por el intenso castigo que recibía en la parte baja de su cuerpo.

Un intercambio de ganchos en corto, Werdum aplicó el mejor boxeo de su repertorio y casi derribó a Caín, quien ya respiraba por la boca. Un rodillazo directo al rostro mandó al Campeón de los Completos a la lona, la campana fue un alivio para el Velásquez, quien ya se tambaleaba.

El médico subió al octágono y vio que los reflejos de Caín aún coordinaban; la esquina del monarca defensor se tambaleaba cuando vieron al hombre de negro retirarse por una de las puertas.

Werdum continuó con la clase de box, un par de ganchos contundentes y dos “jabs” mermaron la resistencia de Caín.

Caín se abalanzó sobre Werdum, pero el brasileño aprovechó la fuerza en sus piernas para enganchar a su rival y después, aplicó una efectiva guillotina para sofocarlo y provocar que “tapeara”.

La revancha entre Caín y Werdum está amarrada y será en Las Vegas, sólo falta que definan la fecha donde los dos guerreros volverán a enfrentarse en un octágono de UFC.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×