Mundial memorable y repleto de agradables sorpresas

Croacia y Francia protagonizan el desenlace de un torneo que desde el arranque nos llenó de hazañas de equipos que no eran considerados favoritos.

¿Y cómo no va a ser memorable, si la anfitriona Rusia estuvo a punto de llegar a Semifinales, luego de ese cardiaco juego ante los croatas? ¿o luego de los maravillosos desbordes de Mbappé y su juventud; del espectacular Kanté; o qué se puede decir de Luka Modric?

¡Iván Rakitic corrió un total de 13,300 metros en los Cuartos de Final, es decir, más de 13 kilómetros en el partido! además de ser el encargado de anotar el quinto y decisivo penalti para su equipo por segunda ocasión en la justa mundialista.

Rakitic me ha cautivado, junto con Luca Modric, como el pilar de su selección, no solo corrieron, sino que psicológicamente hablando, aún tuvieron la cabeza para anotar los penaltis, con la mente fría y el corazón en la mano. Luca e Ivan, jugando siempre como contrincantes en el Real Madrid y Barcelona, ahora se conjuntaron como grandes hermanos, como una máquina de hacer futbol.

Croacia, después de 20 años de competir en Mundiales llega a una Final, por lo pronto ya superaron a la generación de Francia 98, en la que hicieron de las suyas Suker, Boban, Jarni y Prosinecki al lograr el tercer lugar.

Nos espera una Gran Final dentro de un mundial memorable, uno que difícilmente olvidaremos.

Modric y Rakitic ante Mbappé y Griezman o quién sabe quienes serán los protagonistas de esta Gran Final.

Afortunadamente, el futbol nunca deja de sorprendernos, y para muestra basta Rusia 2018.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas