La imagen de Tomás Boy permea en sus jugadores

El entrenador de futbol hoy en día juega un papel trascendental en la reputación del club que entrena. Representa liderazgo, influencia, sabio manejo de conflictos, buena comunicación con jugadores.

El entrenador de futbol hoy en día juega un papel trascendental en la reputación del club que entrena. Representa liderazgo, influencia, sabio manejo de conflictos, buena comunicación con jugadores, relación óptima con medios de comunicación, interés y respeto por los aficionados, entre otros.

En el futbol mundial, para los equipos y sus dueños ya no importan tanto los conocimientos futbolísticos y la trayectoria de un entrenador, aunque son factores de peso, ahora se presta más atención a otros aspectos como la personalidad, el liderazgo, una imagen positiva que se alinee a los objetivos del club.

Hace unos días me dejó sorprendido la actitud de Tomás Boy en la cancha del Estadio Universitario. No es tanto por la forma de festejar sino el fondo de cómo festejó el gol con el que su equipo derrotó por la mínima diferencia a los Tigres de la UANL.

Un hecho simple pero que no puede pasar inadvertido, ya que lo único que demuestra es la falta de experiencia de cómo manejar una situación así, sumándole que las consecuencias todavía fueron más graves, como el mal tino de Tomás de contestar a agresiones a través de Twitter.

Dentro de todo lo compleja que a veces puede resultar la comunicación humana, la mente trabaja rápido y busca asociar imágenes de lo observado con signos, símbolos, experiencias, etc, para obtener un mensaje y darle un significado a los hechos, los cuales se van encadenando y dañan severamente la reputación del club, sus jugadores y, en este caso, la de Tomás.

En otros países es imperdonable que un entrenador haga eso. Incluso existen castigos contra los comportamientos y actitudes poco profesionales que van desde multas económicas, suspensiones por varios partidos o hasta la rescisión del contrato.

¿Cuándo el futbol mexicano y sus equipos van a dejar de tener mentalidad de “tercer mundo” y van a capacitar a sus entrenadores y jugadores con relación a esto? Muy mala imagen del futbol mexicano, de Tomás Boy, sus jugadores y el Club Morelia.

Y ¿Qué creen? Una vez más pierde el espectáculo y el aficionado ¡Pobre futbol mexicano!

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas