Manchester City, grandes gastos, cero recompensas

Muchas veces grandes contrataciones implican gastar enormes cantidades de dinero y eso no termina por asegurar la consecución de títulos. Manchester City es el último reflejo fiel de esta situación.
Muchas veces grandes contrataciones implican gastar enormes cantidades de dinero y eso no termina por asegurar la consecución de títulos. Manchester City es el último reflejo fiel de esta situación.
 Muchas veces grandes contrataciones implican gastar enormes cantidades de dinero y eso no termina por asegurar la consecución de títulos. Manchester City es el último reflejo fiel de esta situación.
Ciudad de México -
  • Los Citizens pagaron 210 millones de dólares en salarios

Muchas veces grandes contrataciones implican gastar enormes cantidades de dinero y eso no termina por asegurar la consecución de títulos. Manchester City es el último reflejo fiel de esta situación. Sin embargo, eso no termina ahí, pues también suele generar los temidos números rojos.

Desde que el Jeque Mansour se hizo cargo del conjunto inglés, han llegado a las filas de los Citizens grandes jugadores como el brasileño Robinho, el argentino Carlos Tévez, el paraguayo Roque Santa Cruz, el italiano Mario Balotelli, entre otros; pero eso ha implicado  grandes pérdidas económicas. Por ello, el Manchester City registró pérdida de 191 millones de dólares en la última temporada.

Lo anterior, se debe a que el City pagó 210 millones de dólares en salarios así como los 475 millones de dólares que se invirtieron en la compra de los jugadores antes mencionados, que en conjunto es 12.6 mdd más que los ingresos que tuvo el club, según reveló el mismo club en su informe financiero.

"Estamos donde esperábamos estar a esta altura de nuestra transformación", afirmó el Jeque Mansour. Sin embargo, los éxitos deportivos no aparecen. Los Citizens terminaron en quinto de la general dentro de la Premier League, con lo que no le alcanzó para colarse a la Champions League, un torneo que suele dar beneficios económicos a cualquier club.

No consciente con lo que se vive, el conjunto de Manchester quiere adquirir a Gerard Piqué, el jugador español del Barcelona. Aunque aún lo analiza, le conllevaría pagarle al cuadro blaugrana una cantidad de 43 millones de euros por su traspaso así como un salario para el jugador español de 35 millones durante cinco temporadas.

Dicha operación rondaría los 78.4 millones de euros, una cantidad que para muchos suena escandalosa, pero que sin duda, para el cuadro del árabe Mansour es viable.

Así la historia del club que parece tiene más dinero en Inglaterra y que no le teme al gasto ni a los números rojos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×