Medias Rojas y Liverpool: deportes distintos, semejanzas históricas

Los aficionados del Liverpool han mostrado carteles con toda clase de insultos para los estadounidenses que son actualmente dueños del atribulado club.
Los aficionados del Liverpool han mostrado carteles con toda clase de insultos para los estadounidenses que son actualmente dueños del atribulado club.
 Los aficionados del Liverpool han mostrado carteles con toda clase de insultos para los estadounidenses que son actualmente dueños del atribulado club.
Londres, Inglaterra -
  • Los dos equipos tienen muchas cosas en común.
  • Liverpool intenta salir de una de las mayores crísis de la historia.

Los aficionados del Liverpool han mostrado carteles con toda clase de insultos para los estadounidenses que son actualmente dueños del atribulado club. Si los nuevos interesados en quedarse con el equipo se salen con la suya, habrá una palabra que simplemente les resultará intolerable, yanquis. Los dueños de los Medias Rojas de Boston, rivales acérrimos de los Yanquis de Nueva York en el béisbol de las Grandes Ligas, quieren comprar el Liverpool en 300 millones de libras (477 millones de dólares), casi la mitad del precio que exigen los propietarios actuales. De ser aprobada, la operación uniría a dos de las franquicias deportivas con más tradición en el deporte —los Reds del fútbol, uno de los equipos más laureados de Inglaterra, y los Medias Rojas del béisbol, el equipo profesional más antiguo en Nueva Inglaterra-. Hay otras cosas que ambos clubes tienen en común. Ambos tienen uniformes rojos —de hecho, los jugadores del Liverpool también usan medias rojas-, y los dos cuentan con una herencia orgullosa que incluye tanto títulos como largos periodos de fracasos.

"Ambos tienen uniformes rojos y los dos cuentan con una herencia orgullosa que incluye tanto títulos como largos periodos de fracasos."

Cada uno tiene sus símbolos, del Fenway Park al Anfield, del Monstruo Verde a las Shankly Gates (la puerta del estadio del club inglés). Los aficionados de los Medias Rojas cantan "Sweet Caroline", y los de Liverpool corean enfebrecidos "You Never Walk Alone". Los Medias Rojas tuvieron también la maldición del Bambino, luego de ceder a Babe Ruth a los Yanquis. Pero ésta quedó conjurada en el 2004, cuando ganaron la Serie Mundial después de 86 años sin lograrlo. Consiguieron de nuevo el título en el 2007. Los aficionados del Liverpool esperan que la empresa New England Sport Ventures de John Henry pueda generar una resurrección similar del endeudado Liverpool, que ha pasado penurias desde que ganó su 18vo y último título de la Liga Premier inglesa en 1990. Liverpool ha tenido su peor comienzo de una campaña desde 1953 y se encuentra en zona de descenso tras caer la semana pasada ante el modesto Blackpool. Como la mayoría de las ciudades portuarias, Boston y Liverpool comparten también una rica historia y firmes raíces irlandesas. Después de la hambruna que azotó Irlanda a mediados del siglo XIX, muchos irlandeses huyeron al próspero puerto de Liverpool y de ahí navegaron a Boston. Para 1851 se estimaba que una cuarta parte de la población de ambas ciudades era irlandesa. Pero todas esas similitudes no implican que será fácil para otros estadounidenses convencer a los aficionados de la tierra de los Beatles. Esos hinchas están ya disgustados por el hecho de que el equipo sea propiedad de dos estadounidenses, Tom Hicks y George Gillett Jr. Ahora, pensarán muchos, llega otro grupo norteamericano que busca tomar el control. "Estos yanquis nos convierten en el hazmerreír de la Liga Premier y de Europa", dijo Paul Tremarco, quien ha comprado los boletos para toda la temporada del Liverpool durante los últimos 35 años. "No confiamos ya en los yanquis. Sólo les interesa comprar y vender empresas para obtener ganancias". El presidente de la junta directiva del Liverpool, Martin Broughton, dijo que comprendía la "reacción inmediata ante el hecho de que ellos sean estadounidenses. Pero el problema no es que sean estadounidenses, sino la propiedad apalancada de un club de fútbol". Varios problemas financieros tendrán que arreglarse para concluir la larga batalla entre los dueños actuales y el consejo de administración del club.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×