La situación económica de clubes ibéricos abre puertas a inversiones extranjeras

La incertidumbre económica que afecta a varios clubes españoles ha abierto la puerta a inversores extranjeros y equipos como el Racing de Santander y el Oviedo están a punto de ser adquiridos por...
 La incertidumbre económica que afecta a varios clubes españoles ha abierto la puerta a inversores extranjeros y equipos como el Racing de Santander y el Oviedo están a punto de ser adquiridos por una empresa india y una mexicana, respectivamente.
Madrid, España (Reuters) -
  • Varios clubes afrontan crisis y deudas económicas que podrían obligarlos a vender sus acciones a extranjeros
  • Los principales involucrados son el Racing de Santander, el Hércules y Real Betis 

La incertidumbre económica que afecta a varios clubes del futbol español ha abierto la puerta a inversores extranjeros y así equipos históricos como el Racing de Santander y el Real Oviedo están a punto de ser adquiridos por una empresa india y otra mexicana respectivamente, tras asentarse ya el proyecto qatarí del Málaga y la adquisición italiana del Córdoba.

La adquisición del paquete de acciones mayoritario del Real Oviedo, propiedad de Control Sport Siglo XXI, por parte del grupo mexicano Pegaso se perfila como una cuestión de días tras el preacuerdo suscrito por ambas partes, que tiene como fecha de vencimiento el próximo 30 de enero.

Los responsables de Pegaso y el máximo accionista del club azul, Alberto González, firmaron el pasado jueves en Cancún. La venta definitiva está condicionada a que González libere las acciones que están pignoradas por el Banco Pastor, cuyo importe asciende a un millón de euros.

El Real Oviedo, actualmente en Segunda División B, es uno de los equipos históricos del futbol español, por el que el grupo azteca Pegaso ha mostrado interés de la mano de José Antonio García, descendiente del asturiano David García, un emigrante de la localidad de Illaso, en el municipio de Villayón.

José Antonio García, empresario zapatero, es el Presidente Ejecutivo del Atlante, al frente de cuyo equipo le ha colocado su padre, tras hacerse con el club en 1987. El acierto gestor de García ha catapultado a esta entidad a codearse con los mejores equipos de México, y entre otros hitos le ha permitido disputar el pasado año el Mundial de Clubes, en Abu Dhabi.

Entretanto, el Consejero de Economía del Gobierno de Cantabria, Ángel Agudo, ha confirmado hoy que el Racing de Santander está próximo a cerrar su venta a un "empresario indio, que tiene negocios diversificados por todo el mundo", en una operación que "aún no está cerrada definitivamente".

Según ha añadido Agudo, el empresario indio tiene residencia en Bahrein, opera a través de bancos radicados en Suiza y entre sus negocios figura una "empresa deportiva a nivel planetario".

Agudo ha explicado que el Racing informó al Gobierno de Cantabria del contenido de esta operación que se ha venido negociando en los últimos días y que, para el Ejecutivo cántabro, "puede ser interesante" siempre que se garantice la "solvencia" del comprador y que éste presente un "proyecto que dé confianza".

Pero, principalmente, Agudo ha aludido a la necesidad de que el crédito participativo de siete millones de euros suscrito con la sociedad pública CANTUR se contemple en el proceso de compra del club "en las mismas condiciones".

Esta sociedad dependiente del Gobierno de Cantabria suscribió este crédito dentro de una operación para dar estabilidad al club, antes de la llegada del actual máximo accionista, Dunviro SL, propiedad de la familia Montalvo.

"Se trata de un proyecto ambicioso y de gran calado desde el punto de vista económico y deportivo", ha opinado Ángel Agudo en relación a esta operación sobre la cual el Racing mantiene absoluto silencio.

En Córdoba también hubo movimiento en las oficinas del club las pasadas Navidades. El Grupo Prasa, propietario del Córdoba, ha vendido la totalidad de su paquete accionarial a la sociedad Augusta Business Capital, cuyo máximo inversor es Antonino Pulvirenti, actual Presidente del Catania de la Serie A italiana.

De esta manera, el grupo inmobiliario cordobés cedió todas sus participaciones en la entidad blanquiverde, asegurando que "su principal interés" en la venta ha sido "garantizar la continuidad del club" y "potenciar" el proyecto deportivo. En la nota oficial publicada en su día, se garantizó que el grupo Augusta BC "asumirá la deuda" que arrastra el Córdoba, y se apunta que asegurará "la viabilidad económico financiera" de la entidad, además de destacar el "compromiso total" con la sociedad cordobesa.

El contexto general en el que se mueve el futbol profesional invita por otra a parte a la aplicación de imaginación para atemperar el desempleo de los futbolistas. La AFE, el sindicato de futbolistas, ha creado un grupo de futbolistas en paro que juegan amistosos estos días en la Comunidad valenciana. Los partidos sirven de escaparate para clubes internacionales que buscan refuerzos en el mercado de invierno. Ayer, la Selección de AFE jugó ante el Dnipro de Ucrania.

En el inicio del 2011, han surgido problemas en varios clubes importantes del futbol profesional. En Primera División, el más comentado ha sido el Hércules. El club alicantino adeuda a la plantilla profesional de futbolistas y al Cuerpo Técnico las mensualidades de noviembre y diciembre, lo que durante la semana de vacaciones de Navidad provocó que el centrocampista holandés Royston Drenthe decidiera no presentarse a los entrenamientos.

Drenthe adoptó una postura de fuerza para reclamar el pago de sus nóminas y, mientras, el club se reunió con el resto de componentes del equipo -a los que se les adeuda la misma cantidad- para garantizarles el pago a mediados de enero.

Los dirigentes trabajan para poder cumplir su palabra durante la presente semana y, según fuentes de la entidad, todo está pendiente de que alguna entidad bancaria dé luz verde a una operación de crédito, después de que el club vaya a percibir un millón y medio de euros en concepto de patrocinio, a través de la Conselleria de Turismo.

El problema de liquidez del Hércules procede de la deuda histórica que el club mantiene con Hacienda y Tesorería de la Seguridad Social, que finalmente han embargado las cuentas del club, que ha dejado ingresar cerca de un millón de euros mensual por los derechos de televisión.

La entidad alicantina solicitó en la fase final de la pasada temporada un aval de 18 millones de euros para sufragar su deuda con las instituciones públicas, pero sólo destinó una parte de esa cantidad a dicho fin.

El Real Betis es otro de los clubes que luchan por sanear sus cuentas y ver la luz al final del túnel. De momento, funciona en el aspecto deportivo. Es líder en Segunda división. El equipo de Pepe Mel está cerca del ascenso.

El Real Betis ha sido aceptado para entrar en concurso de acreedores, según ha admitido un juzgado de lo mercantil de Sevilla tras la solicitud formulada por el club.

Fue el anterior consejo de administración del Betis, en el que se incluía Luis Oliver, en representación del paquete accionarial mayoritario que vendió una empresa de Manuel Ruiz de Lopera, el que solicitó acogerse a la Ley Concursal el pasado octubre.

El actual Consejo de Administración, el presidido por Rafael Gordillo, también consideró oportuno entrar en concurso de acreedores debido a la deuda que acumula la entidad, que según desveló uno de sus consejeros, José Antonio Bosch, la pasada semana, oscila entre los 70 y 80 millones de euros.

Al entrar en concurso de acreedores, los administradores concursales que gestionarán este proceso en el Betis tendrán que determinar la deuda real de la entidad y los plazos para el pago a los distintos acreedores.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×