El Blackburn Rovers descartó al grupo indio WGA como comprador

El Blackburn Rovers recordó hoy que fue la propia entidad la que rechazó el año pasado la candidatura para adquirir el club presentada por el grupo indio Western Gulf Advisory (WGA), actual...
 El Blackburn Rovers recordó hoy que fue la propia entidad la que rechazó el año pasado la candidatura para adquirir el club presentada por el grupo indio Western Gulf Advisory (WGA), actual pretendiente del Racing de Santander.
Londres, Inglaterra (Reuters) -
  • Descartó la candidatura de WGA pese a encontrarse en un estado de negociaciones avanzado

El Blackburn Rovers recordó hoy que fue la propia entidad la que rechazó el año pasado la candidatura para adquirir el club presentada por el grupo indio Western Gulf Advisory (WGA), actual pretendiente del Racing de Santander, tras destaparse el monto de deudas que dejó su Propietario, Ahsan Ali Syed, en el Reino Unido entre 2001 y 2006.

Las fuentes del club inglés consultadas se negaron a detallar los motivos por los que, finalmente, el Blackburn descartó la candidatura de WGA, pese a encontrarse en un estado de negociaciones avanzado, y aseguraron que hubo una gran competencia por los muchos nombres que expresaron su interés.

El mismo Magnate indio que, según confirmó el martes el Consejero de Economía del Gobierno de Cantabria, Ángel Agudo, está próximo a cerrar su adquisición del Racing de Santander presentó en agosto del 2010 una propuesta para comprar el Blackburn Rovers por 300 millones de libras (355 millones de euros), pero no llegó a fructificar.

El Blackburn Rovers, equipo en el que milita actualmente el futbolista español y ex madridista Michel Salgado, respondió hoy afirmativamente a la pregunta de si fue el club el que descartó la candidatura de Ahsan Ali Syed una vez publicadas sus deudas pendientes en el Reino Unido, pero esquivó concretar si esas informaciones fueron el motivo de aquella decisión.

Ali Syed llegó a obtener un mes de exclusividad con la entidad de la Premier League para revisar las cuentas de ese club, que había sido puesto a la venta por la familia del empresario británico Jack Walker en 2008.

Durante las últimas semanas del mes de agosto y principios de septiembre, la prensa británica se dedicó a desvelar los impagos de Ahsan Ali Syed y el fracaso de varias de las empresas que dirigió.

En concreto, cuando abandonó en 2005 el apartamento donde residía como inquilino en el Reino Unido la inmobiliaria responsable informó de que debía 7.800 libras (9.230 euros) de renta y casi mil libras (1.183 euros) de impuestos por propiedad, conocidos como "council tax" y cuyo costo asumen siempre los inquilinos en el país.

"Era muy buen inquilino, muy tranquilo, hasta que en 2004 empezó a retrasarse en el pago de su renta", indicó entonces uno de los Agentes Inmobiliarios del piso que ocupaba Ali Syed en el oeste de Londres y que dejó la casa llena de basura, cartas sin abrir y documentos despedazados.

Uno de los periódicos de referencia en todo el mundo, "The Guardian", publicó además que Ali, hijo de una familia propietaria de numerosas granjas en la ciudad meridional india de Hyderabad, debía una multa de 61.500 libras (73.000 euros) dictada por un tribunal británico en 2007 cuyos motivos se desconocen.

Cuando estas afirmaciones salieron a la luz el pasado verano, el Abogado de Ahsan Ali Syed dijo que algunas de esas acusaciones eran falsas y que el empresario, residente en Inglaterra entre 2001 y 2005, había estado en Londres "disfrutando de la vida familiar".

Entre esos años, Ali Syed ejerció también como Director de dos empresas británicas, Grovebridge Investments y All Star Foods, antes de que ambas fueran disueltas porque no presentaban declaración de sus cuentas.

En septiembre pasado, mientras el Presidente y Director Ejecutivo de Western Gulf Advisory Asset y Wealth Management (WGA) negociaba su candidatura para adquirir el Blackburn Rovers, esa firma con sede en el reino de Bahrein y presencia en medio mundo vio suspendida su licencia de actividad.

En estos momentos, el empresario indio tiene residencia en Bahrein y opera a través de bancos radicados en Suiza. Entre sus negocios figura una "empresa deportiva a nivel planetario", según comentó esta semana el Consejero de Economía del Gobierno cántabro.

El Racing de Santander busca en estos momentos un inversor con solvencia que garantice la estabilidad del club, cuyo actual máximo accionista es la firma Dunviro SL, de la familia Montalvo.

Por su parte, el Blackburn Rovers anunció en octubre el elegido entre los distintos candidatos para convertirse en el nuevo Propietario del club, papel que asume desde noviembre el grupo también de origen indio Venkateshwara Hatcheries, el mayor productor avícola en Asia.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×