José Antonio García festeja por el Oviedo, la compra parece inminente

Todo indica que la compra del Oviedo por el Grupo Pegaso se concretó, pues José Antonio García, Presidente del Atlante adelantó vía twitter un festejo dedicado al club de la Segunda B de España.
Todo indica que la compra del Oviedo  por el Grupo Pegaso se concretó, pues José Antonio García, Presidente del Atlante adelantó vía twitter un festejo dedicado al club de la Segunda B de España.
 Todo indica que la compra del Oviedo por el Grupo Pegaso se concretó, pues José Antonio García, Presidente del Atlante adelantó vía twitter un festejo dedicado al club de la Segunda B de España.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • La empresa de Alejandro Burillo tendrá el 43 por ciento de las acciones del club
  • El equipo descendió a Tercera División en el 2003 por problemas económicos
  • Ahora se encuentra en Segunda B y el reglamento no permite jugadores foráneos

Todo indica que la compra del Oviedo  por el Grupo Pegaso se concretó, pues José Antonio García, Presidente del Atlante adelantó vía twitter un festejo dedicado al club de la Segunda B de España.

"A destapar las sidras y el tequila vamos a brindar por el Oviedín", dijo García, quien previo a concretarse la compra, no ocultó sus ganas por adquirir el club ibérico, ya que la familia García, es fiel seguidor del equipo.

Alejandro Burillo y su empresa Grupo Pegaso, llegarán al Oviedo como auténticos ‘salvadores’ pues la afición asturiana ha vivido diez años de sufrimiento desde que el equipo descendió a la Tercera División.

"A destapar las sidras y el tequila vamos a brindar por el Oviedín"

Las deudas contraídas con Hacienda, así como los malos resultados deportivos en el último año, han ocasionado que los hinchas del Real Oviedo, vean en el cambio de directivos, la solución para que el equipo de sus amores comience a caminar y regresar al lugar que históricamente le corresponde, la Liga de Futbol Primera en España.

"Es de las mejores noticias porque aquí en el Oviedo llevamos 10 años teniendo sólo malas noticias. Desde que descendió de la Primera División son todas malas noticias, principalmente por la gestión; entonces la afición del Oviedo está muy ilusionada, no se conoce quién es Grupo Pegaso pero en principio se les da el beneficio de la duda y se les recibe como la gente que salvará al Oviedo, incluso, de la desaparición", relató Sergio Cortina, periodista y autor del Bog Diarios del Futbol en la localidad ibérica.

La historia "trágica" de la institución oviedista comenzó en el 2001 cuando el desastre deportivo apareció y en temporadas consecutivas, el Real Oviedo perdió la categoría, cayendo hasta la Segunda División B. Sin embargo, el lío interno de uno de los clubes con más historia en España tocaba también el tema económico, ya que en el 2003, los jugadores que militaban en el club se negaron a retirar las demandas que habían interpuesto ante la RFEF y el Sindicato de Futbolistas en España, por la falta de pagos por parte del club, situación que desencadenó en el descenso hasta la Tercera División.

Es en ese momento que el gobierno de la localidad interviene para tratar de salvar 77 años de historia y mantener la existencia del equipo en el futbol español. El Ayuntamiento de Oviedo tomó cartas en el asunte; sin embargo, las medidas y los movimientos que impulsó no fue lo que la afición pensó en su momento, ya que en vez de apoyar económicamente al club, decidieron impulsar a otra escuadra -preexistente- que supliera al Real Oviedo, ese club fue el Oviedo-Astur CF.

La creación de un escudo, himno y colores similares a los del Real Oviedo, simplemente motivaron el disgusto y la movilización de la afición, pues la historia y la tradición se estaban dejando de lado para dar paso a un equipo que nadie identificaba con la ciudad de Oviedo.

El Oviedo se mantuvo y ascendió a Segunda B tras dos temporadas de conocer el auténtico futbol de barrio y compitiendo con escuadras que rayaban en el ámbito amateur, además de que por orden judicial se emitió una sentencia en la que le suspendieron algunos pagos, por lo que las finanzas mejoraron al interior de la entidad asturiana.

Sin embargo, la recuperación de una categoría no tuvo continuidad pues a pesar de que existió una buena inversión para mantener al equipo en esa división e incluso ascenderlo a Segunda, los objetivos no se consiguieron y el equipo volvió a caer a la Tercera División. Los problemas deportivos, también eran económicos y el club se volvía a encontrar a un tris de desaparecer.

Fue entonces, durante el 2006, que Alberto González, actual socio mayoritario del Real Oviedo, decidió invertir parte de su capital a través de su empresa, Control Sport Siglo XXI. De esa forma, el equipo pudo subsistir y renacieron sus intenciones de retomar la categoría. El nombramiento de un nuevo Consejo de Administración ayudó en la parte económica, aunque en la deportiva existieron tres entrenadores que poco pudieron hacer según relata el portal oficial del Real Oviedo.

Es en la temporada 2008-2009 cuando el equipo asturiano por fin logra retomar la categoría y tras una dura eliminatoria con el Mallorca B logra regresar a Segunda División B.

Esa es la escuadra que Grupo Pegaso encontrará ahora que logró hacerse del 43 por ciento  -Alberto González (32 por ciento) y el Ayuntamiento de Oviedo (11por ciento)- como trascendió una vez que se firmó el convenio de compra. Deudas ante Hacienda, un equipo con necesidad urgente de identidad y una afición que pide a gritos resultados.

Veremos si los empresarios mexicanos se pueden erigir como ‘salvadores’ o serán parte de la historia de un club que en los últimos diez años ha tenido al sufrimiento como un compañero que ha roto como parte de su tradición.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×