Los fabricantes de automóviles se vuelcan de nuevo al Súper Bowl

Tras los años de vacas flacas debido a la grave crisis que el sector sufrió en 2009 y 2010, los principales fabricantes de automóviles regresarán con todo su esplendor al Súper Bowl, la gran...
Tras los años de vacas flacas debido a la grave crisis que el sector sufrió en 2009 y 2010, los principales fabricantes de automóviles regresarán con todo su esplendor al Súper Bowl, la gran fiesta del futbol americano.
 Tras los años de vacas flacas debido a la grave crisis que el sector sufrió en 2009 y 2010, los principales fabricantes de automóviles regresarán con todo su esplendor al Súper Bowl, la gran fiesta del futbol americano.
Washington, EUA (Reuters) -
  • GM regalará al jugador más valioso de la Super Bowl XLV un Chevrolet Camaro

Tras los años de vacas flacas debido a la grave crisis que el sector sufrió en 2009 y 2010, los principales fabricantes de automóviles regresarán con todo su esplendor al Súper Bowl, la gran fiesta del futbol americano, con más anuncios y patrocinios que nunca.

General Motors (GM), el principal fabricante de automóviles de Estados Unidos, y que no pudo estar presente en los dos últimos Súper Bowl tras declararse en quiebra en 2009, no ha escatimado esfuerzos esta vez.

Revitalizada con miles de millones de dólares de beneficios en 2010 y su reciente regreso a los mercados de valores, GM exhibirá su Robonaut 2 (R2), el robot que ha desarrollado para la NASA, antes del inicio del partido el domingo entre los Green Bay Packers y los Pittsburgh Steelers.

R2, que está destinado al Centro Espacial Johnson de Houston, fue desarrollado para ayudar a los astronautas de la Estación Espacial Internacional que orbita la Tierra y para diseñar vehículos GM más seguros.

Pero antes de que sea lanzado al espacio, GM decidió que R2 aparezca junto al principal Analista de futbol americano de la cadena de televisión Fox Sports, Howie Long, para predecir qué jugador será elegido el más valioso del partido.

Precisamente GM regalará al jugador más valioso de la Super Bowl XLV un Chevrolet Camaro descapotable, un deportivo que está llegando este mes a los concesionarios del país.

El Camaro aparecerá sobre el estadio de los Cowboys en Arlington (Texas) durante los eventos posteriores al fin del partido.

Pero Chevrolet también emitirá 5 anuncios televisivos de 30 segundos de duración cada uno durante el Súper Bowl y estará presente en un programa especial de la serie musical de éxito "Glee" que se emitirá inmediatamente tras el partido.

Los anuncios de Chevrolet, que no ha tenido presencia publicitaria en la Gran Final del futbol americano desde hace cuatro años, estarán protagonizados por los últimos modelos del fabricante: Camaro, Cruz Eco, Silverado HD y Volt.

Aunque GM ha hecho prácticamente suya la XLV Final del Súper Bowl, no es el único fabricante que gastará una cantidad sustancial de dinero (hasta 3 millones de dólares por 30 segundos) para aprovechar el tirón del partido.

La surcoreana Hyundai, uno de los fabricantes que más ha aumentado sus ventas en Estados Unidos en los pasados 12 meses, tendrá dos anuncios, uno al principio del primer periodo del juego y otro en el tercero, en los que sugiere que los consumidores estadounidenses han sido hipnotizados para comprar vehículos compactos aburridos.

Su marca hermana Kia también se ha hecho un hueco en la Final con un anuncio del Optima 2011.

Entre las alemanas, Mercedes aparecerá por primera vez en el Súper Bowl con un anuncio protagonizado por la tenista Serena Williams. En el segmento de vehículos de lujo, Audi también ha reservado su espacio durante el partido.

Por su parte Volkswagen emitirá, por segundo año consecutivo, dos anuncios de 30 segundos (en el segundo y cuarto periodos) para presentar sus dos nuevos vehículos en el mercado estadounidense, el Passat 2012 y el 21st Century Beetle.

La también alemana BMW ha reservado espacio durante el partido para un "spot" de su nuevo BMW X3.

Ford, el fabricante que tuvo el mejor 2010 entre los cinco principales de Estados Unidos, ha decidido tener una presencia más modesta y fuera del horario más seguido.

La marca del óvalo azul tendrá dos anuncios para promocionar el Ford Focus, pero durante el programa previo al Súper Bowl y que Fox utilizará para calentar motores de cara al partido.

De entre los fabricantes japoneses, Nissan, Toyota y Honda han dicho que no a la Final del futbol americano. Pero la cuarta marca japonesa, Suzuki, aprovechará el evento deportivo para mostrar las capacidades de tracción total de su modelo Kizashi.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×