Predicadores y precios exorbitantes es lo que rodea el Cowboys Stadium

Predicadores pidiendo que la gente se acerque a Dios, oleadas de seguidores de los equipos de Pittsburgh y Green Bay, estacionamientos cuyo precio fluctuaba entre los 500 y los 400 dólares, fue...
Predicadores pidiendo que la gente se acerque a Dios, oleadas de seguidores de los equipos de Pittsburgh y Green Bay, estacionamientos cuyo precio fluctuaba entre los 500 y los 400 dólares, fue parte de lo que se vio en las inmediaciones.
 Predicadores pidiendo que la gente se acerque a Dios, oleadas de seguidores de los equipos de Pittsburgh y Green Bay, estacionamientos cuyo precio fluctuaba entre los 500 y los 400 dólares, fue parte de lo que se vio en las inmediaciones.
Arlington, Texas, EUA (Notimex) -
  • Los revendedores pedían hasta tres mil dólares por una entrada

Predicadores pidiendo que la gente se acerque a Dios, oleadas de seguidores de los equipos de Pittsburgh y Green Bay, estacionamientos cuyo precio fluctuaba entre los 500 y los 400 dólares, fue parte de lo que se vio en las inmediaciones del Cowboys Stadium, sede del Súper Bowl XLV.

Tampoco podían faltar aquellos aficionados que portaban pequeños carteles donde señalaban que querían un boleto para entrar a presenciar el Súper Bowl XLV, ni tampoco podían faltar los revendedores quienes pedían hasta tres mil dólares por una entrada.

A pesar de todo el tiempo que tuvieron para tener listo este escenario, a tres horas de arrancar el juego todavía había trabajadores instalando asientos para los aficionados que asistirían a este cotejo por el Trofeo Vince Lombardi.

Como paliativo a este inconveniente, y en un escueto comunicado, la NFL señaló que los aficionados que no hayan podido ocupar su asiento se les reembolsará al triple, es decir que por boletos cuyo costo era de 900 dólares recibirán dos mil 700 billetes verdes.

Previo al inicio del juego, durante el calentamiento se oyó música de grupos como Led Zeppelin, Joan Jett, AC/DC, entre otros, además de que se presentó la banda de la Universidad Cristiana de Texas (TCU), actuales Campeones del futbol americano colegial.

El Himno Nacional estadounidense fue entonado por la cinco veces ganadora del premio "Grammy", la cantante Christina Aguilera, quien lo cantó "a capella" dando muestra de los tonos que puede manejar su educada voz.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×