Lucas festejó tras convertirse en el segundo futbolista más caro de Brasil

El centrocampista brasileño Lucas Rodrigues Moura da Silva, de 18 años y que ayer firmó un contrato que lo convirtió en el jugador más caro de entre los que actúan en el país después del...
 El centrocampista brasileño Lucas Rodrigues Moura da Silva, de 18 años y que ayer firmó un contrato que lo convirtió en el jugador más caro de entre los que actúan en el país después del mundialista Ronaldinho Gaúcho, festejó hoy.
Río de Janeiro, Brasil (Reuters) -
  • El São Paulo elevó su salario mensual a 65.868,3 dólares

El centrocampista brasileño Lucas Rodrigues Moura da Silva, de 18 años y que ayer firmó un contrato que lo convirtió en el jugador más caro de entre los que actúan en el país después del mundialista Ronaldinho Gaúcho, festejó hoy el poder seguir actuando por el club São Paulo otros cinco años.

"Soy muy feliz en el São Paulo. Ascendí al (equipo) profesional el año pasado y aún tengo mucho que conquistar aquí. Por eso dije varias veces que mi objetivo era renovar (contrato). Todo lo que tengo se le debo al São Paulo", aseguró Lucas, uno de los destaques de la Selección Brasileña que conquistó este mes el Campeonato Sudamericano Sub-20, citado en la página del club en Internet.

El juvenil, que es titular indiscutible en el equipo profesional comandado por Paulo César Carpegiani, firmó el jueves un contrato para renovar sus vínculos con el São Paulo hasta el 31 de diciembre de 2015.

En la renovación, el São Paulo elevó su salario mensual de apenas 12 mil reales (unos 7.185,6 dólares) hasta 110 mil reales (unos 65.868,3 dólares), pero estableció una multa de 80 millones de euros (180,8 millones de reales o 108,3 millones de dólares) en caso de que rescinda el contrato para fichar por algún club europeo.

Esa multa convirtió al jugador que anotó tres de los seis goles con que Brasil se impuso a Uruguay en la Final del Sudamericano Sub-20 en el segundo más caro de los contratados por clubes locales, atrás apenas del Campeón Mundial, Ronaldinho Gaúcho, atacante del club Flamengo y cuya multa rescisoria asciende a 400 millones de reales (unos 239,5 millones de dólares).

El valor de Lucas supera incluso el que tendría que pagar un club extranjero como rescisión para fichar a Paulo Henrique Ganso (113 millones de reales o 67,7 millones de dólares) y Neymar (90 millones de reales o 53,9 millones de dólares), las dos estrellas del Santos y considerados como mayores revelaciones del futbol brasileño en los últimos años.

"Ese siempre fue mi deseo y ahora tengo que trabajar aún más para mostrar que merezco toda esa confianza"

"Estoy feliz porque todo terminó bien (la renovación del contrato). Ese siempre fue mi deseo y ahora tengo que trabajar aún más para mostrar que merezco toda esa confianza", dijo Lucas, que tuvo el honor de vestir la camisa número 10 de la Selección Sub-20.

"Mi mayor meta es ser campeón con el São Paulo. Tenemos que conquistar el mayor número de títulos posibles. Espero ayudar al equipo a regresar a la Libertadores, que sueño con disputarla", agregó el centrocampista, que el año pasado fue Campeón de la Copa São Paulo (principal competición del país para juveniles).

"Claro que la conquista del Mundial (Sub-20) sería la llave de oro. Espero estar presenta y ayudar a Brasil a llegar a la cima del mundo", agregó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×