Cinco de los estadios para el Mundial de Brasil podrían ser 'elefantes blancos'

Cinco de los doce estadios que serán usados en el Mundial que Brasil organizará en 2014 corren el riesgo de convertirse en "elefantes blancos", ya que serán construidos en ciudades con baja...
Cinco de los doce estadios que serán usados en el Mundial que Brasil organizará en 2014 corren el riesgo de convertirse en "elefantes blancos", ya que serán construidos en ciudades con baja cantidad de público para partidos locales.
 Cinco de los doce estadios que serán usados en el Mundial que Brasil organizará en 2014 corren el riesgo de convertirse en "elefantes blancos", ya que serán construidos en ciudades con baja cantidad de público para partidos locales.
Río de Janeiro, Brasil (Reuters) -
  • Los estadios de Brasilia, Cuiabá, Manaos, Natal y Reicfe podrían quedar abandonados tras el Mundial

Cinco de los doce estadios que serán usados en el Mundial que Brasil organizará en 2014 corren el riesgo de convertirse en "elefantes blancos", ya que serán construidos en ciudades con baja cantidad de público para partidos locales, según un estudio citado hoy por la estatal Agencia Brasil. Se trata de los estadios de Brasilia, Cuiabá, Manaos, Natal y Recife, que ya están en obras o ya fueron licitados, según el estudio elaborado por el Sindicato Nacional de Empresas de Arquitectura e Ingeniería Consultiva (Sinaenco). Los cinco estadios, con elevados costos de mantenimiento, probablemente quedarán ociosos después del Mundial debido a que las ciudades en que serán construidos no cuentan con clubes de fútbol muy populares o no tienen un número de habitantes que justifiquen su tamaño, según el documento al que tuvo acceso la agencia estatal. Según el mismo estudio, las obras para reformar o construir cinco de los estadios (Brasilia, Cuiabá, Fortaleza, Manaos y Río de Janeiro) fueron o están siendo investigadas por tribunales regionales de cuentas por supuestas irregularidades. El estudio del Sinaenco será publicado el miércoles en el "Portal 2014", un sitio en internet creado por esta patronal para mejorar la transparencia de las obras que serán construidas para el Mundial. Según el Sinaenco, el documento será ofrecido como material de consulta para los diferentes organismos responsables del Mundial, entre los que está el propio Ministerio de Deportes. Igualmente será ofrecido al estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), el banco de fomento del gobierno brasileño y que abrió una línea de crédito por la cual ofrece hasta 400 millones de reales (unos 240,9 millones de dólares) para financiar cada uno de los estadios. Hasta ahora los consorcios responsables por tres estadios ya obtuvieron el crédito público: Cuiabá, Fortaleza y Salvador. Pese a que el BNDES también aprobó créditos para los estadios de Manaos y Río de Janeiro, los tribunales de cuentas regionales condicionaron la entrega de los recursos a la solución de aparentes irregularidades. Según el estudio del Sinaenco, las irregularidades en el proceso de licitación y unas fallas estructurales que comprometen la cobertura amenazan la posibilidad de que el mítico estadio Maracaná de Río de Janeiro, sede de la Final del Mundial, sea entregado en la fecha prevista, diciembre de 2012. Pese a que la previsión inicial para las obras de reforma del Maracaná era que costarían 600 millones de reales (unos 361,4 millones de dólares), el presupuesto ya fue elevado a 700 millones de reales (unos 421,7 millones de dólares) y puede salir aún más costoso en caso de que se confirme que la cobertura del estadio está técnicamente comprometida. Pese a que el Tribunal de Cuentas de la Unión investiga supuestas irregularidades en el proceso de licitación, las obras de reforma no han sido suspendidas. Por su parte, el estadio Arena Corinthians, que será construido en la ciudad de Sao Paulo y en donde será realizada la ceremonia de apertura del Mundial, aún no ha salido del papel debido a divergencias en torno a su financiación. El club Corinthians alega que tendría recursos para construir un estadio para 48 mil asistentes y que su ampliación para 65 mil, como exige la FIFA para que sea la sede de la apertura, tendría un costo adicional de 200 millones de reales (unos 120,5 millones de dólares) que hasta ahora no se sabe quien costeará. La construcción que está más atrasada es la del nuevo estadio de la ciudad de Natal, cuya licitación inicial no atrajo a ningún interesado y que volverá a ser ofrecido en concesión en una subasta prevista para esta semana. La nueva subasta para adjudicar al constructor del llamado Estadio de las Dunas, con capacidad para 45 mil espectadores, atrajo a dos consorcios de empresas. El nuevo estadio de la ciudad de Fortaleza está en obras pero sus constructores ya acordaron con la FIFA un aplazamiento de la entrega, ahora prevista para abril de 2013, es decir dos meses antes de la Copa Confederaciones. El inicio de las obras de construcción del Arena Pernambuco de la ciudad de Recife está previsto para este mes, pero Sinaenco considera que si los tres grandes clubes de la ciudad (Sport, Náutico y Santa Cruz) no llegan a un acuerdo para compartirlo, el estadio posiblemente se convertirá en otro "elefante blanco". Según el estudio, el estadio cuyas obras de remodelación más han avanzado y el que menos problemas enfrenta es el Mineirao de Belo Horizonte, que será entregado en diciembre de 2012. Igualmente están dentro del cronograma y avanzan satisfactoriamente las obras de remodelación de la Arena da Baixada de la ciudad de Curitiba y del estadio Beira-Río de la ciudad de Porto Alegre.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×