Draft, un negocio que no muere

Veintiún años han pasado desde el primer Draft del futbol mexicano, en 1990 se espera que el famoso ‘mercado de piernas’ fuera una prueba de la Federación que sería desechada algunos años después,...
 Veintiún años han pasado desde el primer Draft del futbol mexicano, en 1990 se espera que el famoso ‘mercado de piernas’ fuera una prueba de la Federación que sería desechada algunos años después, pero dejó de ser un capricho.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • El Draft pasado dejó la cifra de 264 millones de pesos

Veintiún años han pasado desde el primer Draft del futbol mexicano, en 1990 se espera que el famoso ‘mercado de piernas’ fuera una prueba de la Federación que sería desechada algunos años después, pero dejó de ser un capricho y pasó a ser una reunión en la que cada año se invertían más y más millones para poder darle acomodo a futbolistas que viven distintas circunstancias y deben emigrar de sus equipos. Las ediciones anteriores del Draft han mostrado un crecimiento que se da año con año. En la primera reunión de este tipo, se gastaron 24 millones 149 mil pesos en 87 transferencias entre préstamos y compras definitivas, veinte años después, en el mercado de traspasos del año pasado, la cifra se acercaba a los 264 millones de pesos con solo 74 transferencias, siendo el quinto Draft más caro de la historia pero el tercero con menos traspasos solo superado por el del 2005 con 59 transferencias y el del 2008 con 67. En 2005, la cantidad de millones de pesos que se invertían en el “mercado de piernas” fue la menor de los últimos 16 años ya que solo se dieron 59 traspasos costando 116 millones 700 mil pesos, dejando el crecimiento que se dio el año siguiente como el más grande que se ha dado en la historia de las transacciones en México, ya que en 2006 se gastaron alrededor de 360 millones de pesos por menos de 85 traspasos entre los que imperaron las compras definitivas. Transferencias como la de Salvador Cabañas de Jaguares al América, Matías Vuoso de Santos a las Águilas , Damián Álvarez a Pachuca lograron elevar la economía del Draft. El crecimiento constante del precio de los futbolistas ha sido la razón por la que se gasta tanto en traspasos hoy en día ya que el número de transacciones no alcanzan las 100 desde 2002, pero ahora se gasta casi el doble de lo que se gastaba a principios de la década anterior. El proyecto que en 1990 se creó como un experimento con los años se ha convertido en una mina de oro donde sólo el mejor postor tiene las “mejores piernas” del futbol nacional, y aunque en los últimos años las cifras no se han elevado en demasía, sí han logrado mantenerse pese a que el país económicamente no ha vivido momentos prestigiados.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×