Puebla no lució su tradicional patrocinio en la playera

El tradicional patrocinio que el Puebla ha lucido en su playera a lo largo de los años, no apareció este domingo en la casaca camotera. Una solitaria franja azul se dejó ver en el pecho de los...
 El tradicional patrocinio que el Puebla ha lucido en su playera a lo largo de los años, no apareció este domingo en la casaca camotera. Una solitaria franja azul se dejó ver en el pecho de los jugadores poblanos.  (Foto: Notimex)
Estadio Cuauhtémoc -
  • La afición Chiva resultó mayoría en el inmueble poblano que prácticamente se llenó
  • Volkswagen dejó de lucir en la playera del Puebla y los logotipos de la marca en el inmueble fueron retirados

El tradicional patrocinio que el Puebla ha lucido en su playera a lo largo de los años, no apareció este domingo en la casaca camotera. Una solitaria franja azul se dejó ver en el pecho de los jugadores poblanos, pues el logotipo de la marca de automóviles Volkswagen no lució al frente como había sucedido a lo largo de los años.

De hecho, todos los logotipos, mantas y letreros alusivos a la empresa teutona fueron retirados de los alrededores y al interior del Estadio Cuauhtémoc, por lo que en algunas zonas se colocaron anuncios de otras marcas o simplemente quedaron solitarias por la ausencia del clásico logotipo.

LA AFICIÓN CHIVA FUE MAYORÍA EN EL CUAHTÉMOC

Larga resultó la espera para la afición poblana que este domingo realizó una gran entrada para el partido inicial del Clausura 2011 entre Chivas y la Franja del Puebla. A pesar, de la localía del conjunto camotero, la afición tapatía se dejó sentir sobre la grama del estadio de la Angelópolis, pues poco más de medio estadio lució pintado de rojiblanco.

A pesar de las ausencia de Adolfo Bautista y la baja de Omar Bravo, que se marchó para enrolarse con el Kansas City Wizards de la MLS, los miles de seguidores al Rebaño Sagrado coparon toda la cabecera norte y otras áreas del estadio, lo que indica que aunque el Guadalajara no calificó a la Liguilla pasada, su afición mantiene el respaldo que le ha dado a lo largo de su historia.

Fueron cerca de 9 camiones los que transportaron a la afición de las Chivas a las puertas del Esatdio Cuauhtémoc, y aunque se encontraron con algunos seguidores del conjunto local, todo quedó en gritos, burlas y mentadas de madre sin siquiera llegar a un acto de vandalismo o violencia.

Cabe destacar, que los planteles de Puebla y Chivas tienen un precedente totalmente distinto, pues mientras los rojiblancos trabajan con el mismo equipo que en el Apertura 2010, los camoteros realizaron varias incorporaciones a sus filas, y de hecho en la Jornada 1 ya debutaron a algunos de sus refuerzos como el delantero ecuatoriano Félix Borja y Edgar Castillo quienes alinearon en el once inicial de José Luis Trejo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×