Para el olvido, primera experiencia de la NFL en México

La NFL regresa a México tras 11 años de ausencia, los Oakland Raiders y Houston Texans pisarán suelo mexicano
 Raiders y Texans, en condiciones completamente diferentes.  (Foto: Getty)
  • Las condiciones del Estadio Olímpico de la Ciudad de los Deportes fueron las peores para los Eagles y Saints
Ciudad de México -

La NFL regresa a México tras 11 años de ausencia, los Oakland Raiders y Houston Texans pisarán suelo mexicano para jugar el primer “Monday Night” fuera de los Estados Unidos, en condiciones completamente diferentes al primer partido que se jugó en territorio nacional hace casi cuatro décadas.

El renovado Estadio Azteca luce condiciones similares a los recintos donde se juegan partidos de NFL en EE.UU. Con tecnología de punta, internet, un drenaje adecuado, el pasto en óptimas condiciones, dista de aquel olvidado partido en el complejo de Ciudad de los Deportes.

La liga quería expandir su mercado en la década de los 70 más allá de Montreal, Toronto, Ottawa, Hamilton y Tokio, las únicas que habían recibido un juego de pretemporada.

El 5 de agosto de 1978, los New Orleans Saints y Philadelphia Eagles visitaron el Estadio Olímpico de la Ciudad de los Deportes (hoy Estadio Azul), el cual estaba en pésimas condiciones.

"Fue sin duda uno de los peores fines de semana que tuve en mi vida, la Ciudad de México no era una de las más bonitas. Podías ver barrios, muchos barrios, algunos de los peores que he visto en mi vida”, recordó el quarterback de Philadelphia, Ron Jaworski.

"Llegamos al estadio y caminamos como 100 yardas por un túnel oscuro y viejo que daba hacia la cancha. Miré hacia la derecha y vi que estaba hundido y había unas puertas para unos toros, porque había una plaza al lado, olía espantoso", agregó.

El partido, que terminó 14-7 a favor de los Saints, dejó una pésima impresión a los organizadores y directivos de la liga. La NFL tardó 16 años en regresar a México (1994, Houston Oilers vs. Dallas Cowboys) tras la mala experiencia de la primera vez.

“Cuando llegamos vimos el peor campo que jamás hemos pisado, en los 'sidelines' había bultos junto a las bancas, rocas y grava. El pastizal era apto para las vacas. Una zona de anotación tenía dos pies más de altura que la otra, los postes de goles de campo estaban quebrados, no sé cómo pudimos jugar bajo esas condiciones”, concluyó Jaworski.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×