Adicto al alcohol y pastillas, Brett Favre recordó sus tiempos 'engranjado'

El legendario mariscal de la NFL confesó en una entrevista sus graves problemas de adicción, que le llevaron a ser internado varias ocasiones.
 Brett Favre estuvo tres veces ingresado en centros de rehabilitación por exceso de fármacos y alcohol.  (Foto: Getty Images)
Estados Unidos (EFE) -

Líder histórico de la NFL en pases completos e intentados y segundo en yardas por aire y pases de anotación, el legendario Brett Favre confesó los problemas de adicciones que vivió durante su carrera, que le llevaron a ser ingresado tres veces en centros especiales de rehabilitación.

Retirado oficialmente de la NFL en 2010 luego de una carrera en la que brilló con Green Bay Packers, el quarterback recordó su dependencia hacia el consumo de analgésicos y alcohol durante su carrera.

"Es realmente sorprendente cuando recuerdo lo bien que jugué ese año. Fue un año de MVP para mí, pero cuando me despertaba en la mañana mi primer pensamiento era: 'Tengo que tomar más píldoras'", recordó Favre sobre su situación en 1995, cuando ganó el primero de sus tres premios consecutivos como Jugador Más Valioso.

El jugador era adicto al Vicodin (narcótico para el tratamiento de dolores), del que dijo consumía hasta 14 pastillas al mismo tiempo, razón por la que terminó en un centro de tratamiento, a donde volvería en 1998, ahora por uso desmedido de bebidas alcohólicas.

"Cuando bebía, bebía en exceso. Me dijeron que beber era la droga de entrada para mí y tenían razón, pero no lo admitiría. Nunca olvidaré a una de las enfermeras, pensé que lo tenía todo resuelto, luché con esta enfermera todo el tiempo, me negaba a aceptar el problema de la bebida. Al final, ella me dijo: ‘Volverás’", comentó a la revista Sports Illustrated.

"Volví. Era 1998. Adivina quién estaba esperando allí cuando entré, esa misma enfermera que me había adelantado que volvería".

  • Más sobre:
  • NFL
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×