Salir
Estás leyendo: Llegó el momento de creer
Comparte esta noticia

Columna de Nicolás Romay

Llegó el momento de creer

Nicolás Romay

Publicidad
Publicidad
Como cada cuatro años, tenemos un acto de fe. La Copa del Mundo nos inspira creencia. Se dejan a un lado los argumentos y cuando empieza a rodar el balón, en definitiva, siempre se cree que se puede hacer un poco más.

México llega a Rusia 2018 con más dudas que certezas. El camino, a pesar de que no ha sido tan complicado como antes, ha estado lleno de críticas y molestias por parte de la afición. Pero llegó el momento de dejar todo eso atrás. Empezar de cero. Estamos como estamos. Es un mundial y para bien o para mal, estamos listos.

Hace cuatro años nos dolió mucho la eliminación. Nos quedamos muy cerca del quinto partido. Todo se derrumbó y desde aquel silbatazo final, solamente pensamos en volver a empezar. Hemos cambiado mucho. Desde la banca, hasta los jugadores. El técnico no es carismático y no cae bien, sin embargo es estudioso y preparado. Los jugadores tienen más experiencia, aunque hay algún joven que vive su primer mundial y que llega con toda la ilusión de trascender, pues creció viendo que se puede triunfar.

Estamos listos. Si pensáramos que no podemos, no valdría la pena ni ver los partidos, pero en el fondo, todos tenemos un porcentaje de esperanza. Mismo que nos hará ver a nuestra selección con la ilusión de avanzar. Siempre podremos volver a empezar y hoy como cada cuatro años, llegó nuestro momento.

Confíen en ellos, en los profesionales, en los que le dedican su vida a esto, en los que se equivocan, pero que saben que lo importante en la vida es saber pedir perdón, en los que tienen más ganas que nadie de trascender y poner el nombre de México en alto. En los que fueron Campeones del Mundo Sub-17 y campeones olímpicos en Londres 2012. Confiemos en ellos. ¿Por qué? Porque somos mexicanos. Vámonos, que la pasen bien.
Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MEDIO TIEMPO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...