Mexicano desarrolla sistema para medir golpes en futbol americano

Su gusto por el futbol americano, deporte que practicó desde niño, una conmoción cerebral que sufrió en un partido un compañero y otra que tuvo él mismo.
 El diseño de Eduardo Chang Alejandre tiene un costo de cinco mil pesos aproximadamente.  (Foto: Especial, Especial)
  • Eduardo Chang Alejandre desarrolló un sistema más económico que el utilizado por la marca Ridell
Ciudad de México -

Para evitar conmociones cerebrales y otras lesiones graves en la cabeza, un estudiante mexicano diseñó un sistema que registra la intensidad de los golpes en un casco de futbol americano y mediante iluminación, alerta sobre impactos excesivamente fuertes.

Su gusto por el futbol americano, deporte que practicó desde niño, una conmoción cerebral que sufrió en un partido un compañero y otra que tuvo él mismo, y su tesis para recibir su título de educación superior fueron los factores que alentaron Eduardo Chang Alejandre a concretar una investigación para mejorar el casco.

"El casco tiene dos acelerómetros o sensores de aceleración (como los que usan en los teléfonos celulares de última generación para detectar movimiento), y estos están colocados en la parte frontal y en la parte parietal del casco", explicó Chang.

El trabajo del microcontrolador es recibir la información de cualquier impacto de cualquier magnitud, la cual se almacena en una tarjeta SD (Secure Digital), una tarjeta de memoria que crea una base de datos útil para que un médico vea cuántos impactos y de qué magnitud ha tenido un jugador durante su carrera deportiva.

"Si el impacto es mayor a 50 fuerzas G (la aceleración de una G es equivalente a la gravedad estándar, de 9.8 metros por segundo al cuadrado) se encenderá una tira de luces led (del frente del casco a la nuca), y será una alarma para entrenadores y árbitros para que sepan que el jugador tiene una posible conmoción cerebral y le apliquen el protocolo de salud", explicó.

"Un compañero y amigo sufrió un fractura de cráneo hace unos años y ya no pudo jugar y eso me generó la necesidad de crear el casco porque es necesario contar con información sobre los golpes que recibe cada jugador y que los médicos intervengan de inmediato", apuntó Chang, y añadió que el sistema se puede adaptar a cualquier casco.

Refirió que la marca Ridell, que se usa en la NFL, tiene un sistema parecido pero cuesta 10 mil dólares, unos 198.000 pesos, mientras que su diseño lo ejecuta con 250 dólares, alrededor de cinco mil pesos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×