San Gregorio, el pueblo que se levanta solo

Los grupos de Marina, Policía Federal y Ejército llegaron uno y dos días después.
 Se ubica cerca del embarcadero de Nativitas y es un sitio comúnmente visitado.  (Foto: Twitter)
  • Civiles de la comunidad y de pueblos cercanos, se unen para recuperar San Gregorio
Ciudad de México -

"Si quieres probar el mejor mole, entra a una casa y pide que te den un taco", esa es la bienvenida que te da la gente en San Gregorio, un poblado ubicado a 15 minutos de Xochimilco, donde no debes olvidar tu cubre bocas que te piden no retirar en ningún momento.

Los escombros y el polvo no dejan apreciar el esplendor de un pueblo que presume tener el mejor sabor del mole a pesar de estar cerca del reconocido San Pedro Actopan y su feria del mole.

El centro es un completo caos, parte de la Parraquia del santo patrono, San Gregorio, sucumbió ante el sismo del martes 19 de septiembre. Los cientos de años que se mantuvo en pie terminaron en un par de segundos, pues casi un tercio de la edificación que data desde el año 1875, terminó colapsada.

La calle Avenida Chapultepec deja ver la gran ayuda de civiles, personas originarias de San Gregorio y de otros lugares como Xochimilco, San Pedro o Topilejo. Mientras unos reparten comida, otros hacen lo mismo con agua y jugos, las carretillas van llenas de escombro y al mismo tiempo la atención de mascotas en centros veterinarios improvisados.

También hay regalo de medicamentos, pequeñas despensas y mesas enormes llenas de ropa en la que mujeres y niños reciben la mejor prenda y a su medida. Hay casas que ofrecen sus baños y brigadistas que continúan con el arduo trabajo del retiro de escombros

Cubetas, palas, manos repletas de pierdas y cemento que a su vez forman pequeñas montañas que van desapareciendo al andar lento y pesado de un camión junto con una escarbadora. Es fácil distinguir a los civiles, a los soldados, a la Gendarmería, a la Marina y la Policía Federal; si bien tienen diferencias en la ropa y el equipamiento, la acción de cargar piedras y recuperar la imagen del pueblo los ha hecho iguales.

San Gregorio lleva prisa para recuperarse, si bien la fiesta patronal es en marzo, ellos saben que sus calles, su centro, sus fachadas no pueden dar mala cara. Su ubicación cerca del embarcadero de Nativitas los hace atractivos para una visita fugaz y si bien la ayuda oficial parece no verse atraída, ellos han solucionado la falta de comida, de atención médica y psicológica, la limpieza; sin embargo, todo se acaba y no tiene duración eterna.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×