Sismo mantiene en incertidumbre a 500 familias desalojadas en Ciudad Jardín

Vecinos de la Unidad han tenido que vivir las últimas tres noches en refugios, pues su casa quedó inhabitable.
 Vecinos de Ciudad Jardín aún no pueden entrar a su hogar.  (Foto: MT)
  • Fueron desalojadas por el riesgo de que los edificios colapsen
  • Viven en casas de vecinos, familiares y los albergues instalados por autoridades
Ciudad de México -

Con el paso de los días y sin poder entrar a sus viviendas, más que por poca ropa y documentos importantes, vecinos de la Unidad Ciudad Jardin viven bajo incertidumbre pues su departamento quedó inhabitable.

"Muy poca ropa, así como me ves así salí, otra cosa no traigo, dos cuatro choninos y ya", contó Pablo Valenzuela Hernández, quien junto a otras personas montan diariamente guardias en una calle frente a su edificio, con el objetivo de cuidar el patrimonio que se quedó después del sismo que el pasado martes azotó a la Ciudad de México, y que en esa misma unidad provocó el colapso de uno de los multifamiliares.

"Lamentablemente sí veo mi edificio muy detereorado. Hasta donde entiendo no es habitable, hasta que no nos digan si puede entrar la gente por sus pertenencias, lo mas que puedan sacar, pero que no sean muebles", comentó.

Hasta el momento, a tres días del terremoto de 7.1 grados, se han rescatado a seis personas vivas y han sacado seis cuerpos de los escombros de la unidad ubicada a un costado de la avenida Tlalpan, misma a la que tampoco ha podido regresar Norma Rosales, que ha tenido que vivir las últimas tres noches en refugios o casas de otros vecinos.

"Solamente podemos pasar a algunos edificios 15 minutos y de dos en dos, si nos tardamos más suben por nosotros, el Ejército o la policía. No podemos sacar aparatos ni muebles, solo ropa y documentos. Estamos en los refugios que pusieron o en las casas de vecinos o amigos", dijo.

La situación es aún más complicada para ella, ya que afirmó que es jubilada y no tiene los medios económicos para buscar otra casa, en algún otro lado, ya sea de la ciudad o en otro estado del país.

"Casi todos somos propietarios, hay gente que renta, pero la mayoría somos propietarios. Es muy complicado porque somos jubilados, mi hijo es joven, pero los demás somos jubilados y ya no tenemos de donde echar mano y necesitamos que nos reconstruyan", sentenció.

Pablo Valenzuela, integrante de una de las 500 familias desalojadas de esta unidad, coincidió, y casi resignado a que los edificios que siguen en pie tendrán que ser demolidos, pidió a las autoridades que se vuelvan a construir, ya que desde su punto de vista, y luego del temblor que hasta el momento ha cobrado más de 286 vidas, los departamentos ya no son habitables.

"Ahorita estamos viviendo con una prima en Azcapotzalco y vine temprano a la guardia, no es porque me sienta héroe es porque tengo mis cosas, mi patrimonio. Si se cae tengo derecho a que no lo construyan otra vez y eso es lo que estoy pidiendo a la gente para que no nos quedemos sin patrimonio. Si lo van a derribar que lo derriben pero que me construyan otro igual", enfatizó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×