Barcelona ganó 3-2 al Real Madrid en la Supercopa

Durmieron en el primer tiempo y explotaron en el segundo. Real Madrid y Barcelona dejaron escapar 45 minutos entre choques, faltas e imprecisiones para luego sacar el futbol y dar un gran partido...
Durmieron en el primer tiempo y explotaron en el segundo. Real Madrid y Barcelona dejaron escapar 45 minutos entre choques, faltas e imprecisiones para luego sacar el futbol y dar un gran partido que incluyó voltereta, penal, errores de arqueros.
 Durmieron en el primer tiempo y explotaron en el segundo. Real Madrid y Barcelona dejaron escapar 45 minutos entre choques, faltas e imprecisiones para luego sacar el futbol y dar un gran partido que incluyó voltereta, penal, errores de arqueros.
  • La vuelta se jugará el miércoles 29 de agosto en el Santiago Bernabéu

Durmieron en el primer tiempo y explotaron en el segundo. Real Madrid y Barcelona dejaron escapar 45 minutos entre choques, faltas e imprecisiones para luego sacar el futbol y dar un gran partido que incluyó voltereta, penal, errores de los arqueros y ventaja blaugrana de 3-2 para encarar el partido de vuelta en el Santiago Bernabéu.   Como se esperaba, Cristiano Ronaldo y Lionel Messi se hicieron presentes en el marcador, pero fue Andrés Iniesta  quien marcó la diferencia del Barcelona provocando un penal y después prolongando el nivel que tuvo en la Euro 2012 para poner en bandeja de plata el tercer gol blaugrana, aunque Víctor Valdés despreció la ventaja.   El cuadro culé dominó la primera mitad ante la complacencia de un Real Madrid que buscaba salir con latigazos que tomaran mal parada a la defensa local y apelando a la velocidad de Cristiano Ronaldo, Benzema y Callejón, aunque al final resultó más peligroso el desequilibrio de Messi y compañía.   Un disparo potente de Messi y otro de Pedro Rodríguez fue todo lo que aconteció en la parte inicial en un partido que estaba lejos de corresponder a la historia.   Para el segundo tiempo, el cuadro merengue adelantó línea y pronto encontró la recompensa a su atrevimiento, aquel que lo ha encumbrado en la grandeza y que en los últimos tiempos ha dejado en el baúl de los recuerdos.   Pronto el equipo de Mourinho halló el premio a su intención de atacar con una buena jugada a balón parado en la que Özil centró y Cristiano Ronaldo se anticipó a toda la defensa culé para meter un certero cabezazo y abrir el marcador. La historia se repetía y el portugués marcaba por cuarta vez consecutiva en territorio blaugrana.   Poco le duró el gusto a los visitantes, pues mientras seguían festejando, Barcelona reanudó el partido, Mascherano se encontró en un oasis de calidad y metió un pase de 40 metros para encontrar a Pedro, quien en fuera de lugar, recibió y fusiló a Iker Casillas para emparejar todo en 60 segundos.   Fue entonces cuando apareció la figura de “Don Andrés”. El mejor jugador del último Campeón de Europa provocó el penal con el que Lionel Messi remontó el marcador y puso el 2-1 a los 69 minutos.   Pero Iniesta no se conformó. La calidad le alcanzó para realizar una jugada de otro planeta, quistarse a medio cuadro madridista y luego darse el tiempo para poner un “bombón” a la llegada de Xavi, quien simplemente definió a la salida de Casillas para el 3-1 que parecía definitivo en el juego y en la serie.   Víctor Valdés que no había aparecido en todo el juego tenía otra opinión.   En una jugada que no tenía representaba mayor peligro, se contagió del “talento” de sus compañeros y quiso ponerse el traje de torero ante la presión de Ángel di María, quien provocó la pifia del portero y simplemente empujó el esférico para poner el 3-2 en el marcador que deja todo en suspenso para la vuelta.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×