Estamos realizando ajustes en nuestros servidores para ofrecerte una mejor experiencia.
 

Recibe nuestro newsletter
 

Real Madrid se pasea en Mallorca

madrid (Foto: )
madrid (Foto: )

MEDIOTIEMPO | Agencias
Domingo 28 de Octubre del 2012

  • Real Madrid no le pierde el paso al Barcelona

Real Madrid resolvió con gran comodidad y eficacia el partido ante el Mallorca en el Iberostar Estadio (0-5) con goles a pares del portugués Cristiano Ronaldo y el argentino Gonzalo Higuáin, más otro de José Callejón en el tiempo de descuento.

El equipo de José Mourinho, jugando su partido más plácido de la temporada ante un Mallorca irreconocible y muy fallón, volvió a situarse a 8 puntos del Barcelona y del Atlético de Madrid.

El conjunto balear encajó la cuarta derrota seguida, segunda en su campo, tras perder, también, ante el Getafe, Granada y Sevilla, y lo hizo dando una imagen penosa en todas sus líneas.

El equipo madridista contrarrestó con técnica y desplazamientos rápidos del balón la presión que quisieron imponer, de salida, los mallorquinistas, más espoleados que nunca ante el doble objetivo de acabar con su racha de tres derrotas seguidas e hincarle el diente al actual campeón.

El plan previsto en las filas locales duró ocho minutos. Los errores a pares en la defensa mallorquinista por parte del brasileño Anderson Conceiçao (min. 8) y Andreu Fontás (min. 23) simplificaron las cosas para el equipo de José Mourinho.

Gonzalo Higuaín no perdonó y a la primera de cambio, el Madrid tenía el partido soñado: ventaja en el marcador y un adversario obligado a atacar.

Pocos minutos después (min. 23), era Cristiano Ronaldo quien aprovechaba otro grueso fallo local.

El Mallorca, lastrado por las lesiones de jugadores importantes como Nunes, Márquez, Joao Víctor y Antonio López, jugó la peor primera parte que se recuerda en años por estos lares.

El Madrid, que inició el partido a once puntos del Barcelona y del Atlético de Madrid, disfrutó con las vacaciones pagadas en Mallorca, pese a las bajas por lesión de Álvaro Arbeloa, Marcelo, Fabio Coentrao y Sami Khedira.

Mourinho liquidó el debate de la banda izquierda otorgándole, de nuevo, su confianza al ghanés Michael Essien, criticado por su partido ante el Borussia Dortmund. El ghanés no se vio exigido y cumplió sin mayores problemas.

Sergio Ramos dejó en el vestuario sus dolores de espalda para ayudar al equipo y el croata Luka Modric, como se esperaba tras la baja por lesión del alemán Sami Kedhira, tomó las riendas en el centro del campo.

Cristiano Ronaldo se emparejó con Ximo, un lateral que la campaña pasada jugaba con el Córdoba, en Segunda, y le creó graves problemas con su rapidez y verticalidad. El portugués, abucheado por los seguidores más radicales del Mallorca, respondió a los insultos con gestos que enfadaron aún más a la grada.

Son Moix siempre había sido un campo complicado para el Madrid, a pesar de que no pierde aquí desde la temporada 2005-2006. Esta noche contó con la colaboración involuntaria de una defensa de mantequilla. Si en el primer gol falló Conceiçao, en el segundo (min. 23) lo hizo Andreu Fontás para que Cristiano marcara su gol número 10, para un total de 17 en todas las competiciones. Después repitió en la segunda parte.

El Mallorca, con Tomás Pina en el sitio de un desafortunado Andreu Fontás, mantuvo en la reanudación el tono apático y frío de la primera parte. No hubo rastros de las señas de identidad que se le presumen a los equipos de Joaquín Caparrós, y el Madrid siguió a los suyo, marcando las coordenadas de un partido tan plácido que parecía de pretemporada.

Cristiano Ronaldo aprovechó un rápido contragolpe para ampliar su cuenta (0-4) y Callejón, en el minuto 91, cerró la goleada ante un Mallorca totalmente entregado, que acabó el partido absolutamente a merced de un adversario que goleó con la ley del mínimo esfuerzo.

Comentarios