Paolo Guerrero entrega regalos navideños a niños pobres en el Rímac

Unos 600 niños pobres de un asentamiento humano del Rímac recibieron hoy regalos navideños entregados personalmente por el futbolista y seleccionado nacional Paolo Guerrero,
 Unos 600 niños pobres de un asentamiento humano del Rímac recibieron hoy regalos navideños entregados personalmente por el futbolista y seleccionado nacional Paolo Guerrero,
  • Paolo Guerrero visita y entrega regalos navideños a niños de Flor de Amancaes en el distrito del Rimac

Unos 600 niños pobres de un asentamiento humano del Rímac recibieron hoy regalos navideños entregados personalmente por el futbolista y seleccionado nacional Paolo Guerrero, quien compartió unos momentos y desató la algarabía entre los menores y la multitud de vecinos que lo recibió allí. El popular delantero -quien milita actualmente en el club brasileño Corinthians, con el que campeonó hace una semana en el Mundial de Clubes disputado en Japón- llegó al promediar las 14:30 horas a bordo de un bus al sector Ampliación Horacio Zevallos del AAHH Flor de Amancaes. En dicho lugar lo esperaba una multitud de personas, entre niños y adultos residentes, así como un gran despliegue policial que se ocupó de la seguridad y de evitar que la singular visita provocara alguna alteración del orden público. Al descender del bus, el destacado deportista saludó con los brazos en alto y con una sonrisa a la muchedumbre que coreaba su nombre y el del Perú. Al subir a un estrado preparado especialmente para la entrega de los regalos, Guerrero fue recibido por el alcalde distrital, Enrique Peramás, quien agradeció la visita especial en nombre de los vecinos. Tras desear a los presentes una Feliz Navidad y expresar sus buenos deseos de éxitos y progreso al público presente y a toda la población peruana, el exitoso centrodelantero empezó el reparto de presentes, la mayoría de los cuales fueron pelotas de fútbol. También donó unas 20 cajas de suplementos vitamínicos para los menores deportistas. A muchos niños que subieron al estrado a saludarlo personalmente, el ariete peruano les autografió sus camisetas, algunas de las cuales eran de la selección nacional de fútbol. Tras permanecer alrededor de 20 minutos, Paolo Guerrero agradeció la oportunidad de compartir un momento especial con los niños, se despidió con los brazos en alto y se encaminó al bus que lo llevó de regreso a su hogar.   Horas antes, Guerrero había hecho algo similar en el distrito de Magdalena del Mar y en Chorrillos. Con información de Agencia Andina, Perú.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×