Arsenal de Sarandí paga para evitar la acusación de jugadores

Arsenal tuvo que pagar una multa de casi 20 mil dólares a las autoridades brasileñas para evitar cargos contra siete futbolistas acusados de lesionar a varios policías y un periodista en el...
 Arsenal tuvo que pagar una multa de casi 20 mil dólares a las autoridades brasileñas para evitar cargos contra siete futbolistas acusados de lesionar a varios policías y un periodista en el partido de Libertadores contra Atlético Mineiro.

El club argentino tuvo que pagar una multa de casi 20 mil dólares a las autoridades brasileñas para evitar cargos contra siete futbolistas acusados de lesionar a varios policías y un periodista en el partido de Libertadores contra Atlético Mineiro. Al terminar el partido varios jugadores del Arsenal se acercaron a los árbitros para quejarse después de perder 5-2 contra el Atlético Mineiro de Ronaldinho. Al comenzar el altercado varios policías acudieron con inmediatez para controlar lo que pareció convertirse en una batalla campal contra los policías. Las imágenes de la televisión muestran a varios jugadores atacando a los agentes de la policía lanzando puñetazos, patadas e incluso arrojaron objetos a árbitros y policías. "Hubo disculpas emitidas por el consulado argentino, por parte de los directores del club Arsenal y por el capitán del equipo", dijo la oficial de policía Claudia Romualdo al portal brasileño UOL. Pero los dirigentes de Arsenal quedaron descontentos con la respuesta de la policía. "Estoy golpeado por todos lados, fue una situación de porquería", dijo el presidente de Arsenal, Julio Grondona. "Entiendo que no nos portamos bien dentro del campo, pero después había 50 policías tirándonos". El argentino José Luis Meiszner, secretario general de la Conmebol, también criticó el accionar policiaco. "Lo que hizo anoche la policía de Brasil a los jugadores del Arsenal es imperdonable e incomprensible, y no se puede repetir", dijo Meiszner a la agencia oficial argentina Télam. "Los agentes estaban en posición para proporcionar protección a los jugadores visitantes a fin de que pudieran ir a los vestuarios, pero inexplicablemente atacaron a los agentes de nuevo al salir de la cancha", dijo Romualdo. Agregó que uno de los futbolistas le propinó un puntapié en el pecho. "Lo que ocurrió es deplorable", afirmó. "Esto no tiene que ver con el deporte. Cuando se violan nuestras leyes, es evidente que tenemos que actuar". Las imágenes de televisión captan cuando arrojan una silla metálica contra los agentes desde el vestuario de Arsenal, y cuando un agente le da un puñetazo a uno de los jugadores. Un periodista de radio fue golpeado en la cabeza por una silla arrojada por los jugadores. El director de Atlético Mineiro, Eduardo Maluf, dijo a la prensa brasileña que el vestuario de Arsenal resultó dañado. "Vinieron aquí a pelear", afirmó Cuca, técnico del Atlético Mineiro. "Estaba cansado de ver a sus volantes defensivos patear lejos de la pelota". Los jugadores del equipo argentino constantemente protestaron a Enrique Cáceres, árbitro paraguayo. También hubo forcejeo entre los jugadores de ambos equipos después del primer tiempo. Es el segundo pleito entre jugadores argentinos y brasileños en menos de cinco meses. El año pasado los jugadores del equipo argentino Tigre abandonaron la cancha en la final de la Copa Sudamericana en Sao Paulo, después de acusar a fanáticos y guardias de golpearlos en el vestuario durante el medio tiempo. (AP)

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×