Brasilia corre para concluir estadio mundialista

Miles de obreros trabajan en tres turnos diarios dentro de una carrera por concluir el Estadio Nacional de Brasilia Mané Garrincha a tiempo para celebrar en mayo dos partidos de prueba, un mes...
 Miles de obreros trabajan en tres turnos diarios dentro de una carrera por concluir el Estadio Nacional de Brasilia Mané Garrincha a tiempo para celebrar en mayo dos partidos de prueba, un mes antes de albergar el partido inaugural de la Copa Confede

Miles de obreros trabajan en tres turnos diarios dentro de una carrera por concluir el Estadio Nacional de Brasilia Mané Garrincha a tiempo para celebrar en mayo dos partidos de prueba, un mes antes de albergar el partido inaugural de la Copa Confederaciones. El recinto deportivo, proyectado para ser una arena multiuso modelo en preservación ambiental, será también sede de siete partidos del Mundial de 2014. Valorado en poco más de 1.000 millones de reales (500.000 dólares), el estadio de Brasilia será uno de los más caros de los 12 que recibirán el Mundial en Brasil. Autoridades del gobierno del Distrito Federal llevaron el lunes a corresponsales extranjeros a visitar las obras del enorme estadio, con capacidad para 70.000 personas sentadas, y se pudo verificar que la estructura está con las obras avanzadas aunque aún tiene bastante trabajo por delante. El secretario del Mundial del gobierno local, Claudio Monteiro, dijo a periodistas que el techo del recinto está cerca de ser concluido, los asientos están siendo instalados a un ritmo de 3.000 por día y el césped de la cancha será instalado el 18 de abril. "Tenemos todas las condiciones para tener un Mundial y una Copa Confederaciones en las condiciones más ideales", sostuvo el gobernador del Distrito Federal, Agnelo Queiroz. El entorno del estadio está lleno de maquinaria y material, menos de la mitad de los asientos han sido instalados y trabajadores realizan excavaciones de drenaje en lo que será la cancha, pero las autoridades aseguran que estará listo para ser sometido a prueba antes de la Confederaciones, que arrancará el 15 de junio con el duelo Brasil-Japón. Previo al torneo internacional, el estadio de la capital albergará una ceremonia conmemorativa del 53 aniversario de la fundación de Brasilia, el 21 de abril, y tendrá dos partidos oficiales. El 18 de mayo recibirá la final del campeonato de fútbol del Distrito Federal, con 20% de las graderías abiertas al público, y una semana después, el día 25, recibirá el duelo Santos-Flamengo en la fecha inaugural del Campeonato Brasileño, con el estadio entero abierto para el público. Queiroz explicó que el estadio está siendo construido con criterios ambientales únicos en el mundo, que incluyen paneles solares que le permitirán ser autosuficiente en sus necesidades de energía, así como un sistema de recolección de agua de lluvia, que será almacenado en un reservatorio para su uso en irrigación, lavado del estadio y servicios sanitarios. El gobernador aseguró que el Mundial y la Confederaciones permitirá a Brasilia proyectarse como destino turístico y atraer inversiones foráneas.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×