Querétaro de Juan Carlos Mariño virtualmente descendido

El empate 1-1 de Puebla ante Atlas representó el descenso oficial de Querétaro, que necesita 22 goles para conservar la categoría.
 Luego del empate de Puebla 1-1 ante Atlas y el triunfo de Querétaro ante las Chivas de Guadalajara, las llamas del descenso aún no queman, pero todo hace indicar que alcanzarían a los Gallos si algo fuera de lo ordinario no sucede.  (Foto: Notimex)
  • En esta etapa han pasado 134 jugadores, algunos sin ganas de volver al club

Tras el empate de Puebla 1-1 frente al Atlas este domingo, finalmente se consumó el descenso del Querétaro, equipo al que ya no le alcanzó para llegar a la última fecha con vida y oficialmente perdió su lugar en la Primera División. Todavía la escuadra queretana podría alcanzar en puntos al Puebla, pero la diferencia de goles es abismal, lo cual lo pone automáticamente en la división inferior.   Fueron cuatro años frenéticos cargados de historias para los Gallos Blancos, que pasaron de jugar por primera vez una Liguilla en más de 50 años a pelear un descenso y perder la categoría.   Desde que lograron el ascenso en 2009 los Gallos no pudieron superar los problemas que iban desde deudas hasta situaciones extradeportivas. En el Apertura 2009, cuando el equipo volvió de la mano de Héctor Medrano como Director Técnico, el desfile de estrategas se mantuvo hasta llegar a nueve entrenadores incluido el actua, Ignacio Ambriz.   Sin embargo, fue gracias a José Saturnino Cardozo que el equipo rosó la gloria en el Apertura 2011 cuando alcanzó por primera vez una Liguilla y el sueño de alzar un título de Primera División.   En esa Fase Final eliminaron nada menos que a las Chivas en Cuartos de Final, y se quedaron en el camino ante Tigres en Semifinales. Fue el último resultado deportivo aceptable, porque a partir de ese momento comenzó el espiral de derrotas.   El peor torneo fue el Apertura 2012 con 12 derrotas, 4 empates y sólo una victoria, que llegó en la Jornada 17 para salvar el orgullo.   En los temas extradeportivos destacó la búsqueda de nuevas inversiones por parte de José Antonio Rico, quien encabezaba el Patronato del Club, y que integró a gente como Zlatko Preticevic, quien tomó decisiones que alteraron a la institución y terminaron por desestabilizarla.   Petricevic finalmente dio el paso al costado y sus promesas de hacer del club queretano un protagonista, no se cumplieron, como tampoco aquella promesa de invitar al Real Madrid a jugar ante los Gallos.   En otros temas extradeportivos siempre estuvieron latentes como las demandas por incumplimiento de contrato como le pasó al portero argentino Carlos Bossio o al delantero bosnio Alen Skoro, y más recientemente el caso de Adolfo Bautista.   En total, los Gallos utilizaron a 134 jugadores en este lapso de cuatro años, aunque no todos tuvieron participación constante y varios sólo estuvieron un torneo sin jugar ni un minuto pues, si los cambios de entrenador no fueran suficiente, cada estratega armó su propia plantilla.   En torneos cortos éste es el tercer descenso del equipo luego de que en 2002 ascendió y se mantuvo durante dos años, luego volvió en 2006 pero sólo estuvo un año para finalmente regresar en 2009 y cumplir con este ciclo de cuatro años.   Los Gallos lucharon con el cuchillo entre los dientes en este Clausura 2013, cuyo puntaje dio para situarse entre los mejores ocho de la competencia en varias jornadas, pero cuyo descenso se consumó tras no poder revertir todo este cúmulo de fallas.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×