Los cien años de una leyenda llamada Lolo Fernández

Un día como hoy, hace cien años, el 20 de mayo de 1913, nació Lolo Fernández para brillar. Si bien los campos de fútbol extrañan su grandeza, dejó una enseñanza que perdura a través de...
 Un día como hoy, hace cien años, el 20 de mayo de 1913, nació Lolo Fernández para brillar. Si bien los campos de fútbol extrañan su grandeza, dejó una enseñanza que perdura a través de generaciones. La afición vuelve a recordar a uno de los mejores j
  • Cañonazos y fidelidad crema más allá del tiempo

Un día como hoy, hace cien años, el 20 de mayo de 1913, nació Lolo Fernández para brillar. Si bien los campos de fútbol extrañan su grandeza, dejó una enseñanza que perdura a través de generaciones. La afición vuelve a recordar a uno de los mejores jugadores peruanos de la historia. Su solo nombre es sinónimo de gol y fidelidad. Han transcurrido cien años de su nacimiento; sin embargo, el legado futbolístico de Teodoro Fernández Meyzán 'Lolo' todavía perdura como aquellos cañonazos que deslumbraron en la década de 1930 y parte de la de 1940 con su amada camiseta de Universitario y la selección nacional. 'Lolo' es parte de la historia más sagrada de nuestro balompié y no se podría escribir ella sin mencionar sus hazañas y su clase. Hoy se conmemora un siglo de su llegada al mundo en medio de un ambiente festivo, donde se preparan actividades para evocar su sobresaliente desempeño vistiendo la bicolor, con la que obtuvo la Copa América, en 1939, disputada en Lima. Anotó siete goles en total y se convirtió en el máximo artillero de ese certamen. En las siguientes dos ediciones de la Copa, 'Lolo' anotó seis goles y se ganó el reconocimiento como uno de los más grandes goleadores de la historia. Pero los tantos que siempre quedarán en el recuerdo son los seis anotados en los Juegos Olímpicos de 1936, en apenas dos encuentros. Competencias El goleador de Hualcará también se hizo presente con dos tantos en la Copa América de 1937 y sus tres goles en los Juegos Bolivarianos de 1938, que le permitieron al Perú ganar la primera edición de dicho torneo, realizada en la ciudad de Bogotá. Entre las características más visibles del delantero natural de Cañete fue su entrega por los colores patrios y la crema de su vida. Se adelantó a la época porque se comportaba como todo un profesional en los años que el fútbol era una actividad amateur. Cuidaba su físico, dormía bien y entrenaba de manera disciplinada. Gracias a esa dedicación, 'Lolo' se retiró del fútbol a los 40 años, en 1953, haciéndole tres goles en un clásico a Alianza Lima. Desde sus inicios, a comienzos de los años 30, hasta 1953, él defendió la camiseta de Universitario, eso es un ejemplo de lealtad. Se dio el lujo de rechazar un cheque en blanco del entonces presidente del Colo Colo de Chile, Arturo Crenovic, quien estaba dispuesto a todo por llevárselo, pero más pudo el amor a su gloriosa camiseta. Lo mismo sucedería con el Banfield de Argentina, al que también accedió sólo a reforzar en un partido disputado en Lima contra el Newell's de Rosario, jugando con Campolo Alcalde y René Pontoni. Después vendrían los cinco goles al Racing de Argentina (24 de diciembre de 1944), al que la "U" derrotó 5-3, volteándole el partido. 'Lolo' salió en hombros,¡ en otra tarde memorable. Para él, este fue uno de los mejores partidos que había jugado en su vida y uno de los mejores que recuerda de la "U". Frente a su clásico rival tuvo sus impecables performances, sobre todo en la década de 1940, consiguiendo una impresionante cifra de 19 anotaciones en 28 clásicos disputados. 'Lolo' Fernández sigue vigente como el máximo goleador de la historia de los clásicos con 29 anotaciones. Todas estas hazañas describen del porqué Lolo es y será siempre un fuera de serie, una figura que iluminará siempre el firmamento de nuestro fútbol. Con información de Agencia Andina, Perú.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×