Brasil y España, por la supremacía en Confederaciones

No sólo la Final estará en juego. Brasil y España dirimirán en los próximos 90 minutos algo más que el título de la Copa Confederaciones, pues la etiqueta de máximo favorito para el próximo...
 No sólo la Final estará en juego. Brasil y España dirimirán en los próximos 90 minutos algo más que el título de la Copa Confederaciones, pues la etiqueta de máximo favorito para el próximo Mundial también estará en juego.  (Foto: Notimex)
  • Brasil tratará de reforzar sus argumentos para volver a ser el mejor del mundo

No sólo la Final estará en juego. Brasil y España dirimirán en los próximos 90 minutos algo más que el título de la Copa Confederaciones, pues la etiqueta de máximo favorito para el próximo Mundial también estará en juego al tratarse de la mejor Selección de los últimos años y otra que, renovada, pero con el apoyo de su casa, querrá alzarse con el Hexacampeonato del orbe en 2014.

Para España resulta atractivo el torneo previo al Mundial por la opción de hacerse con el único título que no ostenta en sus vitrinas la generación más exitosa de su historia, y el hambre se hace más grande al tener enfrente a los brasileños, los anfitriones, a los que deben vencer para no dar chance a colocarles dudas a sus argumentos para repetir en 2014.

Los jugadores ibéricos resaltan en sus voces la importancia de ganar el título de la Confederaciones, pero en realidad lo que más llama la atención es vencer a Brasil en su casa, sobre todo ante la imperativa necesidad de no dejar crecer a uno de los adversarios que más problemas les pueden causar en la siguiente Copa del Mundo.

En Brasil la historia no es distinta. Los pupilos de Luiz Felipe Scolari, y hasta el propio timonel, tienen en claro que sí, la Confederaciones importa por la posibilidad de ser Tricampeones y por ser un torneo organizado en casa, pero aún más por poder vencer a la que reconocen como la mejor Selección del mundo.

Un triunfo ante la “Furia Roja” no sólo pondría a Brasil como imbatible en casa, sino como uno de los máximos candidatos a levantar la Copa del Mundo del 2014, borrando por completo los años en los que Brasil dejó de ser considerado un rival peligroso y siempre presente en los duelos definitivos.

La rivalidad no es ajena. Han pasado 27 años desde que ambas oncenas se vieron las caras por última vez en un torneo definitivo. Fue en México 86 cuando el Estadio Jalisco fue testigo del triunfo brasileño lleno de polémica con el arbitraje del australiano Bambridge, que invalidó de forma errónea un tanto ibérico y dio por bueno el gol de Sócrates, en fuera de lugar, con el que Brasil ganó.

En el muy lejano 1950, tanto por el tiempo como por el nivel, España cayó ante Brasil en Maracaná por 6-1 en lo que ha sido el único antecedente en este inmueble, mientras que el último choque entre ambos fue en 1999, un empate a cero goles en el marco de un partido amistoso.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×