La Bundesliga implementará antidopaje sanguíneo

La Bundesliga tiene planes de implementar controles antidopaje de sangre esta temporada, aunque afirmó que no tiene evidencia de que el dopaje sea un problema en el futbol alemán.
La Bundesliga tiene planes de implementar controles antidopaje de sangre esta temporada, aunque afirmó que no tiene evidencia de que el dopaje sea un problema en el futbol alemán.
 La Bundesliga tiene planes de implementar controles antidopaje de sangre esta temporada, aunque afirmó que no tiene evidencia de que el dopaje sea un problema en el futbol alemán.  (Foto: Getty, )
  • La liga alemana quiere controles más estrictos, aunque no hay indicios de dopaje

La Bundesliga tiene planes de implementar controles antidopaje de sangre esta temporada, aunque afirmó que no tiene evidencia de que el dopaje sea un problema en el futbol alemán.

El Presidente de la Federación Alemana de Futbol, Wolfgang Niersbach, señaló que la decisión de realizar las pruebas de sangre se tomó antes de la publicación de un estudio que reveló que el gobierno respaldó un programa de dopaje masivo entre los atletas de Alemania Occidental en la década de los 70. Una parte del informe dice que tres futbolistas alemanes tenían rastros de un estimulante prohibido en el Mundial de 1966. El dirigente de la liga alemana de futbol, Andreas Rettig, indicó que la Bundesliga quiere "controles más estrictos", aunque "no hay indicios" de dopaje. Las pruebas no estarán listas para la primera fecha de la temporada este fin de semana. La federación y la agencia nacional antidopaje siguen trabajando en el lenguaje del contrato para las pruebas, que realizará la agencia. "Realizar las pruebas de sangre en la Bundesliga envía el mensaje correcto, una decisión que se tomó antes de los sucesos más recientes", dijo Niersbach. El estudio sobre el dopaje, cuyo informe fue publicado el lunes, provocó un debate nacional sobre el tema, con un aumento en los reclamos para la creación de una ley federal antidopaje y que se publique el informe completo, con todos los nombres. El gobierno ha negado las acusaciones de que hay un encubrimiento. En el estudio, un oficial médico de la FIFA de esa época es citado diciéndole a un dirigente deportivo de Alemania Occidental que tres jugadores arrojaron rastros de efedrina, un estimulante prohibido, después que Alemania Occidental perdió la final del Mundial de 1966 ante Inglaterra. Algunos jugadores de esa época rechazaron el informe. "En 1966 no teníamos idea de lo que era el dopaje", afirmó Franz Beckenbauer. "No había controles, hasta donde yo sepa. Nadie me pidió (entregar una muestra)". El capitán de la selección alemana en ese Mundial, Uwe Seeler, respaldó a su colega. "No presto atención al dopaje", indicó Seeler. "Yo no me dopé, y no conozco a nadie que lo haya hecho". La federación también desmintió el informe, y recordó que no hubo jugadores suspendidos. Sin embargo, el retirado velocista Manfred Ommer, quien confesó haberse dopado en 1977, dijo que el fútbol tenía un grave problema con el dopaje. "Por supuesto que hay dopaje en el futbol. No me cabe la menor duda. Lo dije en 1977", señaló.

No te pierdas