Con triplete de 'CR7', Real Madrid aplastó 6-1 al Galatasaray en Estambul

El Real Madrid silenció el siempre cálido 'infierno turco' a base de goles, exhibiendo su pegada en el inicio de una nueva búsqueda de la 'Décima' Copa de Europa, en una excelsa segunda parte que...
El Real Madrid silenció el siempre cálido 'infierno turco' a base de goles, exhibiendo su pegada en el inicio de una nueva búsqueda de la 'Décima' Copa de Europa, en una excelsa segunda parte que tapó los apuros del primer acto y la lesión de Iker Ca
 El Real Madrid silenció el siempre cálido 'infierno turco' a base de goles, exhibiendo su pegada en el inicio de una nueva búsqueda de la 'Décima' Copa de Europa, en una excelsa segunda parte que tapó los apuros del primer acto y la lesión de Iker Ca  (Foto: )
(Reuters) -
  • Iker Casillas salió lesionado a los 13 minutos

El Real Madrid silenció el siempre cálido 'infierno turco' a base de goles, exhibiendo su pegada en el inicio de una nueva búsqueda de la 'Décima' Copa de Europa, en una excelsa segunda parte que tapó los apuros del primer acto y la lesión de Iker Casillas el día de su regreso (1-6). El fútbol del Real Madrid está por concretar pero en el camino saca a relucir su pegada. El toque que pretendía introducir Carlo Ancelotti no aparece, pero mientras define un estilo, su equipo vuelve a vencer con reminiscencias del pasado, jugando vertical apoyado en un Cristiano Ronaldo letal y con un Karim Benzema más voluntarioso que nunca para finalizar con las críticas. Ocho meses después, llegaba la hora del regreso de Iker Casillas en partido oficial. El santo que siempre le acompañó en su carrera parece haberle abandonado. No se cumplía un minuto cuando pasó de ser lesionado por Arbeloa en Mestalla en su último partido, a sufrir un fuerte golpe con Sergio Ramos en las costillas. Su gesto de dolor invitaba a creer lo increíble. Se había vuelto a lesionar. Lo sintió cuando al siguiente minuto, en un arranque de rabia del Galatasaray, Felipe Melo chutó con potencia y Casillas respondió con una de sus paradas salvadoras. La estirada hacia el lado izquierdo acabó con la zona lesionada golpeando con el césped. Sintió que no podía seguir. Y aguantó como pudo hasta que dejó su sitio a Diego López. La portería del Real Madrid no sufre. La calidad no se rebaja. Salió Diego y a las primeras de cambio dejó dos paradas. Una cómoda a un remate en semi fallo de Melo y otra brillante en una estirada rápida, repleta de reflejos, a un testarazo de Yilmaz abajo con marchamo de gol. Salvaba al equipo de Ancelotti que pasaba por momentos de dudas, con carencias defensivas preocupantes, en momentos en los que las piezas no encajaban. Cuando se añoraba la figura de Xabi Alonso, las únicas acciones ofensivas nacieron por esfuerzos de Benzema. En un cambio de actitud destacable, el francés robó y luchó cada balón. El primero acabó con un disparo cruzado de Cristiano. Y en el segundo en un claro penalti al portugués de Chedjou que el árbitro no señaló. Entre desajustes defensivos llegaban sustos para los madridistas por la movilidad de Sneijder y el peligro en la zona del nueve de Drogba y Yilmaz. Les faltó precisión en el remate y cuando la tuvieron emergió la figura de Diego López. De su parada se pasó a la genialidad de Isco. Un pase en largo de Di María lo pinchó con clase Isco, cuerpeó con la experiencia de un veterano y soltó un derechazo ajustado al poste. El golazo del jugador más brillante del inicio de temporada madridista, fue un respiro para un Real Madrid gris. Ancelotti retocaba posiciones. Cristiano abandonaba la banda y jugaba por el centro. Así pudo marcar el segundo al borde del descanso, cuando Didier Drogba también se lesionó por un golpe y no pudo seguir tras el descanso. Se repitió el guión y el Galatasaray pasó de perdonar una clarísima ocasión, con un testarazo a placer de Yilmaz que cruzó en exceso, a verse sentenciado por un grave error defensivo. La falta de entendimiento entre su centrales, que se estorban en un balón aéreo, la aprovechó Benzema, más vivo que nunca, para plantarse solo ante Muslera y definir con acierto. Había pasado lo peor para el Real Madrid. Cómodo esperando al rival pasó a disfrutar de ocasiones para Cristiano. Desaprovechó dos hasta marcar la que tuvo a placer. Di María rompió la defensa con su velocidad, se marchó del portero la puso buscando un rematador y apareció Isco para asistir a Cristiano. Llegaba el festival madridista. Con espacios. A toda velocidad, como le gusta. Cristiano pasó a disfrutar y a ensanchar sus números para acercarse a Raúl, máximo goleador madridista en 'Champions'. Firmó el cuarto aprovechando un rechace a remate de Ramos, regaló el quinto a Benzema y dejó un gran gol en el que cerró la goleada, marchándose dentro del área de tres defensores y soltando un latigazo a la red. Bulut hizo con un toque preciso a un buen centro desde el costado derecho, el tanto del honor para un Galatasaray que se desinfló físicamente y acusó sus errores en el remate. El Real Madrid saboreó un triunfo que es un mensaje a Europa y que sumado al empate del Juventus en Copenhague despejan su panorama en la primera jornada. Ficha técnica: 1 - Galatasaray: Muslera; Eboue, Nounkeu, Chedjou, Riera; Felipe Melo, Inan; Baytar (Bruma, m.62), Sneijder, Yilmaz (Bulut, m.78) y Drogba (Amrabat, m.46). 6 - Real Madrid: Casillas (Diego lópez, m.14) ; Carvajal, Pepe, Sergio Ramos, Arbeloa; Khedira, Modric (Illarramendi, m.72); Di María, Isco (Bale, m.64), Cristiano Ronaldo; y Benzema. Goles: 0-1, m.33: Isco. 0-2, m.54: Benzema. 0-3, m.63: Cristiano Ronaldo. 0-4, m.66: Cristiano Ronaldo. 0-5, m.81: Benzema. 1-5, m.84: Bulut. 1-6, m.90: Cristiano Ronaldo. Árbitro: Mark Clattenburg (ING). Amonestó a Felipe Melo (30), Amrabat (66) y Riera (85) por el Galatasaray; y a Pepe (44) por el Real Madrid. Incidencias: encuentro correspondiente a la primera jornada de Liga de Campeones, disputado en el estadio Ali Sami Yen ante 23.100 espectadores.

No te pierdas