Muertos y heridos en Maratón de Boston tras explosiones

Sobre el final del Maratón de Boston ocurrieron dos explosiones cerca de la línea de meta, dejando a varias personas heridas sin que hasta el momento se sepa la magnitud de lo ocurrido.
Sobre el final del Maratón de Boston ocurrieron dos explosiones cerca de la línea de meta, dejando a varias personas heridas sin que hasta el momento se sepa la magnitud de lo ocurrido.
 Sobre el final del Maratón de Boston ocurrieron dos explosiones cerca de la línea de meta, dejando a varias personas heridas sin que hasta el momento se sepa la magnitud de lo ocurrido.
  • Al menos dos detonaciones se dieron cerca de la línea de meta del Maratón

Sobre el final del Maratón de Boston ocurrieron dos explosiones cerca de la línea de meta, dejando a varias personas heridas sin que hasta el momento se sepa la magnitud de lo ocurrido.

Todavía faltaban algunos atletas por concluir la competencia este lunes en Boston, cuando un par de detonaciones se dieron a escasos metros de la línea final, lo que generó pánico en el lugar.

Cientos de personas se encontraban en el sitio donde se dieron las explosiones, y aunque se habla de mínimo 12 personas heridas, las autoridades no han dado a conocer el número de lesionados y tampoco si hay víctimas mortales.

“En este momento hay cuatro personas en la sala de emergencias”, dijo a la cadena CNN la vocera del Hospital General de Massachusetts, Heather Clucas. No habló sobre su condición de salud.

Se reportó que el hotel que funge como sede del evento fue sellado como medida precautoria tras las explosiones, para poner a salvo a las personas que ahí se encontraban.

El Maratón fue ganado por dos competidores de Kenia. Lelisa Desisa se impuso en la categoría varonil, en tanto que Rita Jeptoo ganó en la rama femenil. La mexicana Madai Pérez concluyó en la séptima posición.

Tras los estallidos, las autoridades entraron en la ruta para sacar a los heridos, mientras que los rezagados en la carrera de 42 kilómetros (26 millas) fueron redirigidos lejos de la zona.

"Hay muchas personas heridas", dijo un hombre, cuyo número 17528 le identificaba como el corredor Frank Deruyter, de Carolina del Norte. El hombre no estaba herido, pero trabajadores del maratón llevaban a una mujer, que no parecía ser una corredora, con la pierna ensangrentada a un área médica mientras salía sangre de su pierna. Un policía de Boston fue sacado del lugar en silla de ruedas con una herida sangrante en la pierna.

Hubo humo que se elevó desde el lugar de las explosiones, y se desplazó entre las banderas que flanquean la ruta de uno de los maratones más antiguos y prestigiosos del mundo.

"Hay personas muy ensangrentadas", dijo Laura McLean, una corredora de Toronto que estaba en la tienda médica recibiendo atención por deshidratación cuando fue desalojada para dar cabida a las víctimas de las explosiones. "Los estaban llevando a la tienda médica".

"Estaba esperando a mi esposo en cualquier momento", dijo. "No sé qué es este edificio... sólo explotó. Se oyó un gran estallido y luego había vidrios en todas partes. Algo en mi cabeza. No sé qué era. Nada más me agaché".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×