PCA de 2010: Harrison Gimbel es el campeón más joven de la historia de la PCA

Con multitud de flashes impactando su mirada, fans enloquecidos coreando su nombre, y mujeres espectaculares esperando saludarle.
Con multitud de flashes impactando su mirada, fans enloquecidos coreando su nombre, y mujeres espectaculares esperando saludarle.
 Con multitud de flashes impactando su mirada, fans enloquecidos coreando su nombre, y mujeres espectaculares esperando saludarle.
  • Y él es, de hecho, la más joven de las estrellas que jamás ha ganado un evento principal de la PCA, con tan sólo diecinueve años de edad

Con multitud de flashes impactando su mirada, fans enloquecidos coreando su nombre, y mujeres espectaculares esperando saludarle, Harrison Gimbel no ha tenido problemas en describir como se sentía después de ganar la PokerStars Caribbean Adventure de 2010. "Me siento como una joven estrella del rock,"- dijo. Y él es, de hecho, la más joven de las estrellas que jamás ha ganado un evento principal de la PCA, con tan sólo diecinueve años de edad. Hace cinco días, le conocimos cuando destrozó los ases de Barry Greenstein con seis-cuatro off. Hoy, ha levantado el trofeo y un par de millones por encima de su cabeza. Gimbel (aka gibler321) juega principalmente online, pero llegó a la mesa final muy seguro de sus posibilidades. Gimbel que había practicado las artes marciales en la escuela, se acordó de su entrenador después de su victoria. "Una de las cosas que mi entrenador acostumbraba a decir era que si visualizas una cosa, ésta se hace realidad,"- dijo Gimbel. Gimbel ganó un satélite de 1.000 $ aquí en la PCA, y convirtió su entrada en 2,2 millones de dólares. Un resultado que muy pocos profesionales del poker llegarán a ver jamás. Gimbel bien podría haber sido el primer jugador en caer esta tarde. Cuando no habían transcurrido ni 15 minutos de juego, se enzarzó en un bote enorme contra Ryan D'Angelo. D'Angelo entró con una subida y Harrison Gimbel resubió a 650.000. D'Angelo resubió de nuevo a 1,3 millones y Gimbel empujó su resto de 5.085.000. La manos: Gimbel A♦K♦ D'Angelo J♣J♠ Pero el flop 3♥Q♥A♠ evaporó las esperanzas de D'Angelo. "Buena mano,"- dijo. El turn y el river, A♣ y K♣ no mejoraron la mano del hombre conocido como "g0lfa" online. Gimbel se hizo con más de 11 millones y despojó a D'Angelo del liderato. Unos minutos más tarde, un duelo entre damas y ases lo cambiaría todo. Hacía menos de 24 horas del instante en que Ty Reiman había destrozado los ases de John Duthie con su par de damas. Hoy, Reiman tenía ases y acabó all-in contra las damas de Thomas Koral. Los que crean en el karma pensarán que Reiman recibió su merecido por lo que le hizo a Duthie. En lugar de eso, el destino le sonrió, y la mesa 6♣T♣6♦J♣K♥ le catapultó hacia la primera posición a la vez que eliminaba a Koral en 8ª posición (201.300 $). Cambio de nivel, ciegas en 60.000/120.000/15.000, y los jugadores toman sus asientos de nuevo. Cuando Reiman subió a 280.000, Zachary Goldberg, corto en fichas, se jugó sus últimos 1.530.000. Entonces Aage Ravn fue all-in por más de tres millones. Reiman se apartó de su camino y pudimos ver las dos manos enfrentadas. Ravn tenía A♠Q♦, por el T♠T♦ de Goldberg. Cuando el flop trajo 8♥J♠K♥, la única cosa que había cambiado era el número de outs de Ravn. Antes de que tuviera tiempo de contarlos un A♥ cayó en el turn, y el river no le acompañó. Goldberg salió en 7ª posición y se embolsó 300.000 $. _MG_9758_Neil Stoddart.jpg No contentos con eliminar a los jugadores uno a uno, los aspirantes se enzarzaron en un bote entre tres. Barry Shulman tomó la iniciativa con un proyectil de 300.000, Ben Zamani resubió rápidamente con sus últimos 1.450.000. Pero, no, esto no era todo. Aage Ravn anunció que él, también, estaba all-in¿Suficiente? No todavía. Harrison Gimbel pidió la cuenta, y alguien respondió que unos tres millones. No era demasiado, Gimbel estaba all-in, también. Shulman supuso que su as-diez no era suficiente y se retiró. Y descubrimos las manos: Gimbel: J♣J♦ Zamani: 8♣8♥ Ravn: A♣Q♣ La segunda carta que vimos es la que decidió la jugada. Con el flop de 5♣8♠7♦, Zamani ganó una ventaja que no dejaría escapar. El turn y el river no favorecieron a Ravn y éste salió expulsado en 6ª posición por 450.000 $. Si has leído la crónica hasta aquí, sabrás que el dos veces ganador de un brazalete del WCOOP, Ryan D'Angelo, perdió el primer bote del día con un par de jotas. La primera vez perdió la mitad de su pila. La segunda vez perdió el resto. D'Angelo acabó restado con J♥J♠ contra el A♠K♥ de Reiman. Y un K♦ cayó en el river. D'Angelo estaba fuera. El juego se calmó un poco después de esto, pero con tres jugadores con tan pocas fichas, sabíamos que no podía durar para siempre. Zamani y Gimbel se habían estado desafiando todo el día. La cosa tenía que acabar mal. Y sucedió cuando Zamani abrió a 400.000, y Gimbel se jugó el resto. Zamani tenía 5.715.000 delante suyo y pensó durante tres minutos antes de pagar. Finalmente arrojó las fichas al centro y mostró A♥T♦, una carrera contra los 8♣8♥ de Gimbel. El drama duró poco, ya que el flop trajo un ocho 8♠5♠6♥ flop. Un 7♣ en el turn ofreció un poco de emoción, pero la J♣ del river envió a Zamani, el último jugador clasificado en PokerStars del paquete, a casa en cuarta posición con un millón de dólares bajo el brazo. La salida de Zamani dejó a Barry Shulman con la pila más corta. Logró doblarse un par de veces, pero finalmente un farol en el peor momento le dejó con una pila ínfima, que se acabó jugando con Q♣T♠. Gimbel pagó desde la ciega grande con A♥9♦ y Shulman salió en tercer lugar por 1.350.000 $. Este es su segundo título en cuatro meses para el propietario de la revista Card Player, y la segunda vez que gana más de un millón de dólares (lo hizo el pasado mes de octubre al ganar las World Series of Poker Europe). Los jugadores llegaron al cara a cara final con Reiman en cabeza con unos 28 millones por los 17 de Gimbeln. El primer vaivén tuvo lugar a los 25 minutos de juego. Gimbel abrió con una subida a 600.000 y Reiman elevó el listón a 1.675.000. Gimbel pagó y ambos vieron un flop de 2♦A♣8♥. Check-check. El 7♠ cayó el en turn y tras la apuesta de 2,2 millones de Gimbel, Reiman pagó. El river trajo el 3♠ y Reiman pasó e igualó una nueva apuesta de 4.700.000. Gimbel mostró A♦5♥ y Reiman tiró sus cartas. Con esta mano, Gimbel se puso con 28.000.000 y Reiman bajó a 17.000.000. Poco después, Reiman jugó una mano en la que ligó la escalera máxima en el flop Aun así, la mesa desplegó un posible color y, con 12 millones en juego, Gimbel hizo un check-raise que Reiman no se atrevió a igualar. Gimbel contaría a Reiman más tarde que sólo tenía as-cuatro. Desde ese momento Gimbel controló el torneo hasta el final. A pesar de que habría alguna que otra turbulencia, Gimbel nunca dejaría escapar el liderato. En la mano final, Reiman tomó la iniciativa con una subida a 620.000 y Harrison Gimbel resubió hasta la marca de 1,8 millones. Reiman no dudó en jugarse el resto, y Gimbel pagó los diez millones de puntos que se le requerían. Gimbel: T♥T♣ Reiman: 8♦8♣ Los "fans" de Reiman no se dieron por vencidos. Gritaban la ya tradicional frase de "una vez." Imploraban a los dioses del poker que le dieran otra oportunidad a su hombre. Pero el flop, devastador, trajo un jarro de agua fría para todos ellos y un T♦6♦2♥. Pero la cosa no había acabado. El turn dio a Reiman una posibilidad, con el 8♥. Y en envueltos por un griterío ensordecedor, fue casi imposible escuchar el river anunciado por megafonía. La imagen en la pantalla situada sobre la mesa nos contó la historia. Mostraba la J♠. Con esta carta, Harrison Gimbel se convirtió en el campeón más joven de la historia de la PCA, y se embolsó un total de 2,2 millones de dólares. El segundo clasificado, Reiman, se llevó 1.750.000 $. La procesión de entrevistadores apenas pudieron arrancar unas palabras del decepcionado Tyler Reiman, que admitió "estar sintiendo un montón de cosas" y que ya recapacitará mañana. Aunque confesó que 1.750.000 $ es una "buena" consolación. También habló de una mano en particular, del aparentemente "gran fold" con la escalera al ocho. "Esa es una mano que se que si llego a pagar, gano,"- dijo. Entretanto, la multitud se abalanzó sobre Gimbel, incluida una entrevistadora rubia cuya cara nos es bastante familiar. "Esto es lo que había soñado. Siempre había querido ganar un gran torneo y afortunadamente he ganado uno de mis primeros,"- dijo Gimbel. "Nunca tuve dudas. Sentía que mis oponentes eran muy buenos, pero tenía mucha confianza en mi mismo hoy y se ha demostrado." Con 2,2 millones de dólares, Gimbel puede comprar tanta confianza como necesite para seguir adelante, al menos hasta que cumpla 21. Esperamos que hayas disfrutado de la cobertura de los últimos días. Si quieres repasar alguna jornada en concreto, puedes hacerlo siguiendo los siguientes enlaces. Para empezar, aquí tienes la lista de ganadores de la PCA de 2010. Crónica del Día 1A | Crónica del Día 1B | Crónica del Día 2| Crónica del Día 3 | Crónica del Día 4 | Crónica del Día 5 Y muchas gracias a Neil Stoddart por proporcionarnos las fotos de la mesa final, así como a nuestro fotógrafo Joe Giron por su incansable servicio durante el evento principal. Normalmente este sería el punto en que te decimos adiós desde la PCA. Pero en lugar de eso, te invitamos a que te quedes y sigas la cobertura del Evento High Rollers de la PCA y la World Cup of Poker. Una vez más, nuestra más sincera enhorabuena a Harrison Gimbel por su victoria en la PCA de 2010.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×