Refugiados olímpicos, lo más emotivo de Río 2016

Refugiados olímpicos, lo más emotivo de Río 2016
El COI creó por primera vez una Delegación de Atletas Refugiados, con 10 de 3 países
 El COI creó por primera vez una Delegación de Atletas Refugiados, con 10 de 3 países  (Foto: Getty)
  • Por primera vez desfilará un equipo olímpico de naciones en conflicto
Ciudad de México -

Conflictos sociales, guerras civiles y migraciones masivas orillaron a varios deportistas a abandonar sus países. Ante ello, el COI creó por primera vez una Delegación de Atletas Refugiados, con 10 de 3 países (Sudán del Sur, Siria y Congo) para desfilar bajo las insignias olímpicas.

Yusra Mardini. Siria. Natación. 200m libres.

El año pasado, Yursa y su hermana huían de Siria en una frágil embarcación con capacidad para siete personas, pero que cargaba con 20. La lancha se quedó sin motores entre Turquía y Grecia.

Yursa, su hermana y otros dos chicos saltaron al agua, ataron una cuerda a sus cuerpos y nadaron por más de tres horas para remolcar la lancha hasta la isla de Lesbos. Ambas viajaron hasta Alemania e integraron el equipo del Spandau 04 de Berlín.

Rami Anis. Siria. Natación. 100m y 200m mariposa

La “Primavera Árabe” causó estragos en Siria, donde las Fuerzas de Bashar al-Asad buscaron reprimir a los manifestantes. A Anis quisieron forzarlo a salir con la bandera siria y hablar de estabilidad nacional, pero se negó.

Hace 5 años dejó Alepo, su ciudad natal, hacia Turquía y luego emigró a Bélgica, apoyado por la medallista olímpica Carine Vervauwen.

Yiech Pur Biel. Sudán del Sur. Atletismo 800m.

Formó parte de los “Niños Perdidos” que escaparon de Sudán del Sur por la guerra civil. A los 10 años huyó hacia el desierto con su madre y sus hermanos y sobrevivieron comiendo frutos silvestres y hojas.

Los Cascos Azules de la ONU los llevaron a un campo de refugiados en Kenia, mientras el resto de su familia terminó en Etiopía y no los ve desde entonces. Biel será el abanderado del equipo de refugiados.

Yonas Kinde. Etiopía. Atletismo. Maratón

Por conflictos étnicos, abandonó su país en 2011 y pidió asilo en Luxemburgo. Allí trabaja como taxista. En 2015 corrió el Maratón de Frankfurt con un satisfactorio 2:17.31 horas.

Anjelina Nada Lohalit. Sudán del Sur. Atletismo. 1,500m.

Nació en una región que hoy pertenece a Sudán del Sur. Su pasión por el atletismo empezó desde pequeña, correteando cabras para recolectar leche. Por la guerra civil emigró en 2002 a Kenia, sin sus padres.

Se dedicó a estudiar hasta que Tegla Loruupe, corredora olímpica, fue a Kakuma a reclutar talentos y llevarlos a Nairobi.

Popole Misenga. Congo. Judo -90kg.

Escapó al bosque para salvarse de la guerra en la que murió su mamá. Tras ocho años llegó a Kinshasa, donde empezó a practicar judo. Pero cada que perdía lo encerraban en una caja y sólo le permitían comer pan y café.

Tras competir en el Mundial de 2013, junto con su coequipera Yolanda Bukasa, abandonó al equipo y pidió asilo en Brasil.

Yolanda Bukasa Mabika. Congo. Judo -70kg.

Durante la Guerra Mundial Africana (1998-2003), Yolanda era una niña; entonces corrió hasta un helicóptero para escapar del genocidio que arrasó con la vida de 3.8 millones de personas.

Llegó a Kinshasa y aprendió judo. Su nivel fue tan alto que clasificó a los Mundiales de 2013, donde su entrenador le confiscó el pasaporte; esa fue el último abuso que toleró, pues su entrenador solía limitarle el alimento y enjaularla cuando perdía. Yolanda pidió refugio en Brasil y allí radica desde hace tres años.

Rahaleh Asemani. Irán. Taekwondo

Representará a Bélgica en Río 2016. Salió de Irán hacia Europa y ahí encontró la oportunidad de seguir entrenando y trabajar en el servicio postal. Realiza su servicio corriendo, para mantener una mejor condición.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×