Continúa el calvario brasileño

Ni los goles ni el fútbol acompañan en los Juegos Olímpicos a Brasil que empató 0-0 ante Iraq y fue abucheado.
Brasil no puede enderezar el camino en su propia casa, su propia fiesta.
 Brasil no puede enderezar el camino en su propia casa, su propia fiesta.  (Foto: Getty Images)
  • Brasil jugará su último cartucho este miércoles frente a Dinamarca, que horas antes derrotó a Sudáfrica y con cuatro puntos lidera el grupo A
  • Los brasileños no han anotado en estos dos juegos
Brasilia, Brasil (Reuters) -

Ni los goles ni el fútbol acompañan en los Juegos Olímpicos a Brasil que hoy, en una presentación en Brasilia que fue reprobada con abucheos por el público, volvió a igualar sin goles, esta vez frente a Irak.

La iniciativa, templada por la neceidad de agradar a una hinchada que comienza a dar la espalda, el volumen de juego, las oportunidades de gol, la presión constante fueron de la Canarinha pero la precisión faltó, además de un juego cadenciado.

Así como el empate sin goles del 4 de agosto pasado frente a Sudáfrica, Irak se marchó con aire victorioso y rozando la hazaña mientras el estadio Mané Garrincha despidió a los suyos con rechiflas y con el capitán Neymar, discreto, lejos de su forma habitual, como principal señalado.

Para empeorar las cosas los iraquíes jugaron sin complejo alguno y por lo menos dos oportunidades claras gestaron en maniobras que dejaron de presente la lentitud defensiva de los pupilos de Rogerio Micale.

Neymar avisó que estaba en la cancha solo a los 21 minutos con un remate a distancia que pasó por encima del horizontal

Irak volvió a hacerse notar, esta vez con Amjed Attwan, quien llevó susto con un remate que pasó zumbando sobre el horizontal a los 28 minutos.

Ahí comoenzó a agotarse la paciencia del público, que se hizo notar con abucheos.

La Canarinha entendió que debía intentar penetrar por las bandas y en los últimos quince minutos aumentaron el volumen de ataques.

La opciones más claras las sacaron de la chistera Gabriel Jesús y Renato Augusto, pero de nada sirvió.

Al final del complemento, lo iraquíes popían presumir de haber anestesiado el juego de los locales y así terminó el juego.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×