Juan Pablo Romero, el charro con guantes mexicano

El montar un equino fue su primer acercamiento a un deporte pero el box terminó por persuadir al ahora representante mexicano en la Division de -69 kg en Río 2016, Juan Pablo Romero.
  • El Pivi enfrentará al italiano Vicenzo Mangiacapre en la primera ronda de Río 2016
Ciudad de México -

Los caballos han sido parte del paisaje que ve Juan Pablo “Pivi” Romero desde niño. El montar un equino fue su primer acercamiento a un deporte pero el box terminó por persuadir al ahora representante mexicano en la Division de -69 kg en Río 2016.

El futuro de Juan Pablo “Pivi” Romero será en el boxeo profesional, al terminar los Juegos Olímpicos, podría aceptar la oferta que el hizo la empresa Golden Boy Promotions, propiedad de Óscar de la Hoya, con quien entabló una relación amistosa gracias al entrenador Guillermo Pérez Becerril y una vez concluida su carrera en el ensogado, se dedicará al deporte familiar.

“Mis abuelos me lo inculcaron, desde que tenía tres años monté un caballo. Siempre en la familia hemos tenido el gusto por el arte de la charrería. Es un orgullo para mí conservar esa tradición familiar”, explicó Pivi a Mediotiempo.

“De no haber sido boxeador y dedicarme a la escuela, ya hubiera sido charro, pero eso lo voy a hacer hasta que me retire como profesional. Me gusta hacer trucos montado a caballo, es algo que voy a intentar después”, agregó.

La carrera del Pivi en el pugilismo se vio impulsada por su padre, Pablo Romero Chávez, un ex boxeador que dio las primeras lecciones al Campeón del Mundo de la WSB en 2012 y que a pesar de las adversidades, fue el motor de encender el hambre de obtener el boleto a JJOO.

“Estuve trabajando todo este ciclo Olímpico, se me presentaron muchas adversidades, subí de peso, antes de llegar a Venezuela salí cortado del pómulo, iba resentido, pero eché todo para adelante y mi papá me apoyo, gracias a eso se dio el pase”, recordó.

“Una medalla es mi meta, desde que yo empecé en el boxeo me prometí ir a los JJOO, pero no nada más a ir, sino ganar una medalla, no hay imposibles y lo voy a lograr”, concluyó el mexicano quien este lunes por la tarde enfrentará al italiano Vicenzo Mangiacapre en la primera ronda en Río 2016.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×