El fuego Olímpico, más cerca de la gente que nunca

La llama olímpica está en el centro de Río de Janeiro, accesible a todos los turistas y locales.
El ambiente en el Fuego Olímpico
  • Que el pebetero esté en el centro de Río involucra más a la gente
Río de Janeiro, Brasil -

Los organizadores de los Juegos Olímpicos de Río 2016 decidieron acercar el fuego olímpico como nunca antes a los aficionados, por ello, pusieron el pebetero en una plaza del centro de Río de Janeiro, justamente frente a una de las iglesias más emblemáticas de la cuidad, la de la Candelaria.

Con aproximadamente cinco metros de altura -que no impresionan a muchos-, el fuego olímpico provoca que los aficionados que deciden acercarse a la plaza de la Candelaria pueden tomarse fotos y obtener postales maravillosas del pebetero olímpico acompañado del centro de la cuidad.

En general, locales de Río y uno que otro visitante se muestran felices por la decisión de llevar el fuego más cerca de la gente, pues reconocen que es una idea innovadora que además permite a todos engancharse con los Juegos y sentir que forman parte físicamente de los ellos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×