El infortunio siempre siguió al Tri Olímpico

El infortunio siempre siguió al Tri Olímpico
 Derrotados por Corea, el Tri terminó proceso olímpico.  (Foto: Fuente: Mexsport)
  • El equipo mexicano tuvo un catálogo de contratiempos durante el proceso olímpico
Río de Janeiro -

Derrotados por Corea, la Selección Mexicana terminó el proceso olímpico como lo empezó: entre adversidades.

Desde que Raúl Gutiérrez comenzó en 2014 a preparar de lleno la justa olímpica, el equipo mexicano tuvo que superar diversos problemas hasta que el cúmulo de circunstancias terminaron con una derrota este miércoles.

La primera adversidad fue la convocatoria. Con más de 40 jugadores que estuvieron en diversos momentos, el DT solo tuvo una semana para trabajar con el grupo que participó en los olímpicos.

Ello en parte se debió a la negativa de clubes como Chivas para ceder jóvenes para la preparación y que para la lista final solo prestó a cuatro futbolistas.

El torneo de Toulon no sirvió como preparación como hace 4 años para el oro porque el Potro no contó con los jugadores que quería. De ahí, solo cuatro elementos fueron considerados para Río 2016.

Ellos fueron Gibrán Lajud, Jordan Silva, Arturo González y Erick Torres más Carlos Fierro, que llegó al final de los Juegos en Brasil.

El siguiente problema que debieron enfrentar fue no poder contar con los refuerzos que pretendía Raúl Gutiérrez pues ni Raúl Jiménez ni Andrés Guardado lograron permisos para jugar de Benfica y PSV, respectivamente.

Aunque ambos tenían la disposición, al final las directivas de ambos clubes negaron a los futbolistas. Igual ocurrió con Jesús “Tecatito” Corona, que fue negado por el Porto y eso que era el jugador daba la edad Sub 23.

“Nos preparamos bien para ese contexto de ser campeones y demás. Tristemente las cosas no nos salieron como nos hubiera encantado y el torneo así lo requería”, dijo el Potro tras la derrota de 1-0 contra Corea.

Para colmo, el equipo mexicano perdió a Oribe Peralta por una fractura en la nariz. El delantero era el refuerzo del equipo y el hombre gol que necesitaba el equipo.

A esa baja se unió la de Rodolfo Pizarro que sufrió fractura. El mediocampista era uno de los hombres base del equipo nacional que además sufrió la baja de juego del Chucky Lozano, un jugador que meses atrás fue clave en el Tri mayor pero que en Río incluso fue enviado a la banca.

Río 2016 fue la cara opuesta de Londres 2012, cuando una preparación sólida por el apoyo hacia el Tri del Flaco Tena contrasta con las numerosas adversidades en el equipo del Potro.

Porque además este último equipo contribuyó con sus propias inconsistencias al servirle el empate a Alemania en el primer partido y al bajar el ritmo en el primer tiempo contra Fiji, dos claves de la casi anunciada eliminación.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×