Bolt y Phelps antes del oro olímpico

Usain Bolt y Michael Phelps ya aseguraron un lugar como los más grandes en sus disciplinas olímpicas, pero hace tiempo fueron debutantes que no sabían lo que les esperaba.
Usain Bolt debutó en Atenas 2004; Michael Phelps lo hizo en Sidney 2000.
 Usain Bolt debutó en Atenas 2004; Michael Phelps lo hizo en Sidney 2000.  (Foto: Reuters, AFP/NBC)
  • Phelps terminó en el quinto lugar en su primera final en Sidney 2000
  • Bolt no superó los heats eliminatorios en su debut en Atenas 2004
Ciudad de México -

Usain Bolt y Michael Phelps ya aseguraron un lugar como los más grandes en sus disciplinas olímpicas, pero hace tiempo fueron debutantes que no sabían lo que les esperaba.

Bolt vivió su primera aventura olímpica en los Juegos de Atenas 2004. El jamaicano tenía solo 17 años y llegaba como campeón mundial juvenil de los 200 metros y con la segunda mejor marca en la distancia.

Más allá de su talento en bruto, la promesa del atletismo se presentó con una lesión en la pierna izquierda y al toparse con el nivel más alto de competencia, terminó en la quinta posición de su heat eliminatorio con un tiempo de 21.05, 1.73 segundos por debajo del récord mundial en este entonces.

Lightning Bolt abandonó el tartán del Estadio Olímpico de Atenas decepcionado y enojado, pero aprendió de esa experiencia y cuatro años después regresó para conquistar no solo los 200 metros, también los 100 y el relevo 4x100 en Beijing.

Phelps debutó cuatro años antes en Sidney 2000. Pocos recuerdan la primera presentación del Tiburón de Baltimore, quien con apenas 15 años de edad compitió contra los mejores en los 200 metros mariposa.

Un joven Michael sorprendió al conseguir el tercer mejor tiempo en los heats eliminatorios, más de un segundo por encima del récord olímpico impuesto por Tom Malchow en los mismos Juegos.

El escenario no le pesó a Phelps en las semifinales donde logró el cuarto mejor tiempo. Parecía que el nadador más precoz de la delegación estadounidense le daría una alegría inesperada a su país, pero en la final se quedó corto.

Su mejor récord personal en ese momento (1:56.50) solo le alcanzó para ser el quinto lugar en el Centro Acuático Internacional de Sidney. Al igual que Bolt, Phelps aprendió y regresó cuatro años más tarde para conquistar la gloria olímpica y a la postre convertirse en el máximo ganador de medallas de la historia (23 oros, tres platas y dos bronces).

Las historias de Bolt y Phelps ya han inspirado a otros jóvenes deportistas, entre ellos Joseph Schooling, quien desbancó al oriundo de Baltimore en los 100 metros mariposa de Río 2016, y es probable que los futuros grandes campeones se encuentren entre los competidores de estos Juegos Olímpicos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×