Brasil y Alemania, por su primer oro olímpico en futbol

La verdeamarela va por la revancha tras perder la Final hace cuatro años en Londres
 Neymar buscará darle a Brasil el título que le falta.  (Foto: Reuters, AFP)
  • La verdeamarela va por la revancha tras perder la Final hace cuatro años en Londres
  • El cuadro teutón también busca su primer oro olímpico como país unificado
Río de Janeiro, Brasil (EFE) -

Las selecciones de Brasil y Alemania no necesitan la dirección del estadio Maracaná ni un recordatorio para acudir puntuales este sábado a una cita con la historia del futbol, con la gloria que ha reservado una medalla de oro olímpica y, quizá, con los fantasmas
que vienen a Río de Janeiro y vuelven a Belo Horizonte donde el 8 de julio de 2014 la Canarinha cayó por 1-7 con la Mannschaft.

Es cierto que mañana brasileños y alemanes jugarán por la medalla de oro de los Juegos Olímpicos de Janeiro y que el resultado de espanto que se dio 774 días atrás fue en las semifinales del Mundial jugado en Brasil. Torneos diferentes, selecciones y protagonistas diferentes en estadios distintos.

No obstante, la posibilidad de obtener una victoria sobre un rival incómodo en una final que puede dar a Brasil la primera medalla de oro de su historia en un torneo olímpico de futbol masculino atiza los bríos de un país y un grupo de jóvenes jugadores ambiciosos capitaneados por Neymar.

El número diez se perdió por lesión la semifinal del Mundial de hace dos años y ahora, en plena vuelta a su forma futbolística, se encuentra con la brillante oportunidad de ayudar a la conquista del título que falta en el extenso palmarés del futbol brasileño.

Como si fuera poco, esta final olímpica puede ser una revancha de la que perdió con México por 2-1 cuatro años atrás en Londres, y que le deparó una medalla de plata, que le sabe a poco. Para los brasileños, segundo es el primero de los últimos.

Argumentos hay para lograr el objetivo pues el equipo de Rogério Micale llega con una defensa que mantiene imbatible su portería al cabo de cinco partidos o 450 minutos.

Y un sistema ofensivo que tras dos partidos en blanco generó 12 goles en los otros tres: cuatro a Dinarmarca, dos a Colombia en cuartos de final y seis a Honduras en semifinales.

Con tres dianas cada uno han inscrito sus nombres en la lista de cañoneros Neymar, Gabriel Jesús y Luan.

Alemania también busca un desafío sin precedentes: el primer oro olímpico como país unificado, ya que la desaparecida Alemania Oriental lo ganó en los Juegos de Montreal'76 y Alemania Occidental, apenas alcanzó un bronce en los de Seúl 88.

Los alemanes, que han rechazado las comparaciones con los hechos de hace dos años, también insistido en que su objetivo es neutralizar a todo un equipo y no exclusivamente a Neymar.

El exfutbolista Horst Hrubesch, entrenador de los juveniles alemanes, puso el jueves un freno al optimismo que la selección anfitriona ha vuelto a generar en la prensa al recordar el poder
ofensivo de su equipo.

Alemania ya suma 21 dianas gracias en parte a los doce que han firmado Serge Gnabry y Nils Petersen y los tres de Maximilian Meyer.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×