Una medalla me habría cambiado la vida, ser 4° no: Diego del Real

Diego del Real es el mejor mexicano en la historia del lanzamiento de martillo en unos JJOO, pero no se fue satisfecho.
Diego del Real fue el regio más destacado.
 Diego del Real fue el regio más destacado.  (Foto: Mexsport)
  • Diego del Real logró su mejor lanzamiento con 76.05 metros
Río de Janeiro, Brasil -

Diego del Real consumó la mejor participación para un atleta de México en lanzamiento de martillo en la historia de los Juegos Olímpicos, pero el regiomontano no se mostró conforme con lo logrado esta noche en el Estadio Olímpico de Río de Janeiro.

"No se viene a pensar, se viene a ejecutar y dar tus mejores resultados. Esto no me cambia la vida, una medalla lo habría hecho. Lo que sí es que dejo la vara alta a mis 22 años y ahora no me queda más que superarme", señaló el atleta a las cadenas Fox Sports y ESPN.

La experiencia vivida por Del Real es inigualable, pues aseguró que esta noche enfrentó a quienes hace unos años eran sus ídolos y ahora los puede catalogar como rivales: "Cuando era niño los veía consagrados. Ya no son mis ídolos, ya son mis rivales y me batí con ellos hasta el final".

"Yo lancé con mucha estrategia. El que da primero da dos veces. Me había propuesto conseguir el mejor lanzamiento en uno de los tres primeros, para que ellos, que no me esperaban a mí, a un mexicano, se dieran cuenta de que estaba ahí. Mejoré mi actuación de la ronda clasificatoria. En los últimos tres lanzamientos hoy ya estuve muy cansado", explicó.

El lanzador mexicano hizo un llamado a que los atletas se dediquen a lo que les compete y dejen los temas federativos a los responsables: "El atleta que quiera resolver problemas de pantalón largo no está haciendo su trabajo, yo como deportista debo competir y trabajar solamente".

Por último, dijo que espera haber demostrado que existen resultados positivos en el deporte de México gracias al trabajo, pese a la incertidumbre que se vive desde hace muchos años.

SU INCIO FUE EN EL FUTBOL AMERICANO

Diego Del Real tuvo unos comienzos en el deporte alejado del lanzamiento de martillo.

De los 5 a los 13 años jugó al football americano. Cuando en 2007 se abrió la convocatoria para los primeros Juegos Olímpicos juveniles, que se disputaron en 2010 en Singapur, un entrenador estaba buscando un futuro lanzador de martillo y el criterio fue encontrar alguien corpulento, con fuerza y rapidez, unas características que Diego del Real reunía y por las que se le ofreció pasar a esa disciplina.

El resto de la historia es la de la progresión espectacular de un joven que estuvo a punto de ser medallista olímpico, en el día en el que México había sumado una plata con María Guadalupe González en los 20 kilómetros marcha.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×