La medalla de plata fue recompensa divina: Germán Sánchez

La pareja de clavados sincronizados de García y Sánchez era considerada entre las de mayores probabilidades de ganar medalla para México en los Juegos.
El Duva no pensó en llegar al podio en Plataforma 10 metros individual
 El Duva no pensó en llegar al podio en Plataforma 10 metros individual  (Foto: Getty, Getty)
  • Sánchez descartó que el haber ganado la medalla de plata pueda cambiar su relación con Iván García
Ciudad de México -

El clavadista mexicano Germán Sánchez, quien ganó medalla de plata, agradeció a Dios y confió en que le haga mejor persona, al considerar que es una recompensa divina tras las críticas en la final de sincronizados del 8 de agosto.

“Después de los sincronizados se habló mucho de mí. Pero Dios nunca deja que sus hijos sean humillados. Él hoy no me deja ser humillado”, dijo Sánchez, fervoroso creyente de confesión evangélica, ya con la medalla reposando sobre su pecho.

De esta forma se refirió a la decepcionante quinta plaza obtenida el pasado 8 de agosto en el dúo sincronizado con Iván García, en una final en la que Sánchez no estuvo al mejor nivel por las dificultades climatológicas y por lesiones que arrastra en el hombro.

La pareja de clavados sincronizados de García y Sánchez era considerada entre las de mayores probabilidades de ganar medalla para México en los Juegos, tras la plata lograda por los dos clavadistas en Londres 2012.

Sin embargo, la gloria hoy sólo fue para Sánchez, que dijo salir sin presión a una final en la que ni él, ni su entrenador -el experto Iván Bautista- tenían muchas expectativas.
“Fue una medalla que no se esperaba por mi parte. Es un hincapié de que nada es imposible. Que en este deporte puede pasar todo. Cuando haces las cosas con el corazón tienes mejores resultados”, puntualizó Sánchez.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×