Ahora Brasil fabricará autos con frutas

Brasil ha destacado en los últimos años por innovar en biocombustibles dada la escasez de petróleo en su territorio. No obstante ahora este país pretende fabricar automóviles con fibras hechas a...
Brasil ha destacado en los últimos años por innovar en biocombustibles dada la escasez de petróleo en su territorio. No obstante ahora este país pretende fabricar automóviles con fibras hechas a base de frutas como el plátano, piña o coco.
 Brasil ha destacado en los últimos años por innovar en biocombustibles dada la escasez de petróleo en su territorio. No obstante ahora este país pretende fabricar automóviles con fibras hechas a base de frutas como el plátano, piña o coco.
  • Se usarán para autopartes plásticas

El país sudamericano Brasil ha destacado en los últimos años por innovar en biocombustibles dada la escasez de petróleo en su territorio. No obstante ahora este país pretende fabricar automóviles con fibras hechas a base de frutas como el plátano, piña o coco. De acuerdo con las pruebas realizadas hasta el momento las fibras nanométricas de frutas son 30% menos pesadas y cuatro veces más resistentes por lo que ayudarían a reforzar diversas partes plásticas de los autos. La meta de Brasil es usarlas para construir diversas autopartes como paneles, fascias y molduras. La idea está siendo analizada por un equipo de la Universidad del Estado de Sao Paulo y presentada por el catedrático Alcides Lopes Leáo en un evento promovido por la Sociedad Americana de Química de los Estados Unidos. Según Lopes las fibras de fruta aplicadas a los autos provocarán que los autos sean más ligeros y más resistentes, reflejándose esto en su consumo de combustible. A la fecha la producción de fibras para usarse en el plástico es caro pero con un kilo de material se pueden crear 100 kilos del plástico especial. De acuerdo con Lopes las fibras de frutas son capaces de sustituir hasta el acero y que en dos años muchos vehículos estarán en el mercado con diversos componentes hechos de frutas. El proceso para convertir la fruta en las mencionadas fibras, es algo complejo de describir pero los científicos señalaron que la fruta se coloca en algo similar a una olla de presión, ahí le ponen ciertos productos químicos y calientan varias veces la mezcla hasta obtener un polvo fino. Éste se agrega al plástico común y se obtiene un plástico especial mucho más resistente al calor y a los líquidos como la gasolina o ácidos de los vehículos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×