Vehículo nuclear buscará vida en Marte

Durante siete años científicos de la NASA desarrollaron la nueva generación del Mars Science Laboratory (MSL) que lleva por nombre Curiosity, un vehículo impulsado por energía nuclear con el único...
 Durante siete años científicos de la NASA desarrollaron la nueva generación del Mars Science Laboratory (MSL) que lleva por nombre Curiosity, un vehículo impulsado por energía nuclear con el único propósito de buscar señales de vida en Marte.
  • La NASA presenta su nuevo vehículo explorador

Durante siete años científicos de la NASA desarrollaron la nueva generación del Mars Science Laboratory (MSL) que lleva por nombre Curiosity, un vehículo impulsado por energía nuclear con el único propósito de buscar señales de vida en Marte y será traslado a Cabo Cañaveral en Florida para ser lanzado al espacio en el otoño e iniciar un viaje interplanetario de nueve meses. Comparado con los vehículos Mars Exploration Rovers (MER) llamados Spirit y Opportunity que fueron enviados en 2003 para encontrar rastros de agua en Marte, el Curiosity es el doble de grande y cinco veces más robusto, tiene una longitud de tres metros y pesa más de 900 kg. “Científicamente es un gran paso” señala el Director del Proyecto Peter Theisinger. “Primordialmente porque el Curiosity ingerirá muestras con un par de instrumentos clave para hacer un análisis químico y mineral de lo que hay en las rocas y el suelo. En cierta manera los MER eran un paquete geológico, mientras que el MSL es un combo de análisis químico.” Este vehículo es semi-automatizado, es impulsado por energía nuclear y cuenta con tracción en las seis ruedas. Esto le permite girar 360° en su propio eje, poder recorrer 19 km (12 mi) del camino frío y sinuoso de Marte y durar casi dos años. Tiene cámaras montadas para reconocer señas de vida, cuenta con un brazo mecánico extensible de dos metros (siete pies) para recolectar muestras, las cuales son analizadas químicamente en su laboratorio para buscar rastros de vida orgánica, y finalmente tiene un transmisor UHF que envía la información de regreso a la Tierra a través de los orbitadores de Marte que forman parte de la red de antenas espaciales de la NASA. Para poder enviar este peculiar vehículo a Marte, los científicos de la NASA tuvieron que renovar por completo su estrategia de aterrizaje, potencia y traslado a lo largo del espacio.

Para visualizar una demostración de lo que será la misión del Curiosity da click aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×