Hackers se jactan de espiar a contratista militar de E.U.

Los miembros del grupo ciberactivista Anonymous robaron decenas de miles de contraseñas militares al contratista estadounidense Booz Allen Hamilton y las publicaron en internet, dijeron el lunes...
Los miembros del grupo ciberactivista Anonymous robaron decenas de miles de contraseñas militares al contratista estadounidense Booz Allen Hamilton y las publicaron en internet, dijeron el lunes los piratas informáticos.
 Los miembros del grupo ciberactivista Anonymous robaron decenas de miles de contraseñas militares al contratista estadounidense Booz Allen Hamilton y las publicaron en internet, dijeron el lunes los piratas informáticos.
  •  Los piratas informáticos se burlaron de la empresa

Los miembros del grupo ciberactivista Anonymous robaron decenas de miles de contraseñas militares al contratista estadounidense Booz Allen Hamilton y las publicaron en internet, dijeron el lunes los piratas informáticos.

Los piratas electrónicos de Anonymous se jactaron de haber robado contraseñas relacionadas a unos 90.000 usuarios militares

A pesar de que las contraseñas habían sido cifradas y no parecen estar orientadas para acceso por correo electrónico, muchas examinadas por The Associated Press parecían fáciles de romper y posiblemente podrían ser utilizadas para introducirse en bandejas de entrada de correos electrónicos militares. Chris Palmer, de la Electronic Frontier Foundation, dijo que aquellos expuestos por la filtración "probablemente deben cambiar sus contraseñas con urgencia". En un comunicado publicado en la red, los piratas electrónicos de Anonymous se jactaron de haber robado contraseñas relacionadas a unos 90.000 usuarios militares. La AP contó apenas unas 67.000 direcciones de correo electrónico únicas, de las cuales cerca de 53.000 tenían dominios ".mil". El resto parecen estar afiliadas a instituciones educativas o de contratistas de defensa, tales como Lockheed Martin Corp., o SAIC. El Pentágono dijo en un comunicado que estaba al tanto del incidente y en proceso de coordinarse con otras agencias federales sobre el asunto. No respondió de inmediato si el personal afectado había recibido la orden de cambiar sus contraseñas. Booz Allen envió un mensaje a la red social de micromensajes Twitter poco después de que el ataque fue anunciado, en el que decía que su política de seguridad implicaba que no suele comentar sobre las amenazas contra sus sistemas. Los piratas informáticos se burlaron de la empresa como respuesta. "¿Hay una política de seguridad?" dijeron. "No nos dimos cuenta". Un portavoz de Booz Allen Hamilton Holding Corp. no ofreció más comentarios.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×