Era cuestión de tiempo, la tecnología llegó al futbol.

Mucho tiempo se resistió a la ayuda de la tecnología en el futbol, esto se debía principalmente a los puristas que aseguraban que la esencia de este deporte era la continuidad y con el uso de...
Mucho tiempo se resistió a la ayuda de la tecnología en el futbol, esto se debía principalmente   a los puristas que aseguraban que la esencia de este deporte era la continuidad y con el uso de elementos externos al juego.
 Mucho tiempo se resistió a la ayuda de la tecnología en el futbol, esto se debía principalmente a los puristas que aseguraban que la esencia de este deporte era la continuidad y con el uso de elementos externos al juego.
  • Hawk-Eye y GoalRef cuestan $200,000 y $150,000 dólares respectivamente 
  • Ambos sistemas alertan al árbitro principal 1 segundo después de que la pelota ha pasado la línea de gol

Mucho tiempo la FIFA se resistió a la ayuda de la tecnología en el futbol, esto se debía principalmente  a los puristas que aseguraban que la esencia de este deporte era la continuidad y que con el uso de elementos externos al juego, podría perderse el ritmo de los partidos. El pasado jueves 5 de julio en una Asamblea Extraordinaria que celebró la FIFA y la International Football Association Board (IFAB), organismo que determina las reglas del juego, fue anunciada la aprobación del uso de tecnologías para determinar si la pelota pasa o no la línea de gol, lo cual siempre genera muchas polémicas. Dos sistemas se pusieron sobre la mesa, uno inglés llamado Hawk-Eye y otro alemán conocido como GoalRef, los cuales han sido aprobados por la FIFA. Ambos alertan al árbitro principal un segundo después de que la pelota ha pasado la línea de gol. Los primeros  torneos en que se usarán estos nuevos métodos serán la Bundesliga de Alemania y la Copa Mundial de Clubes que se llevará a cabo en el mes de diciembre, además que de no haber fallos, también serán usados en la Copa Mundial de 2014. El sistema Hawk-Eye usa un total de 14 cámaras repartidas en distintos puntos del estadio (siete para cada lado de la cancha), mientras que el GoalRef consiste en colocar un chip dentro de la pelota, el cual se comunica con un campo magnético que se encuentra en la línea de gol. Ambos son capaces de enviarle la señal de gol al árbitro. Cada sistema cuesta $200.000 y $150.000 dólares respectivamente. El Presidente de la FIFA, Joseph Blatter, dijo que es "un día histórico para el fútbol internacional y para la IFAB".

No te pierdas