Google busca su futuro

con su tecnología industrias como la telefonía celular y servicios en la nube; sin embargo, para Google, el futuro va más allá de productos de hardware y software; analistas proyectan que la...
con su tecnología industrias como la telefonía celular y servicios en la nube; sin embargo, para Google, el futuro va más allá de productos de  hardware y  software; analistas proyectan que la huella de la tecnológica se centrará en reinventar la...
 con su tecnología industrias como la telefonía celular y servicios en la nube; sin embargo, para Google, el futuro va más allá de productos de hardware y software; analistas proyectan que la huella de la tecnológica se centrará en reinventar la...
  • El renovado algoritmo de la firma afecta 90% de las búsquedas actuales
  • Actualmente desarrolladores trabajan en las aplicaciones para futuros gadgets de la empresa

Su pasado se centró en encontrar las respuestas a casi cualquier pregunta en la red, su presente transcurre en tocar con su tecnología industrias como la telefonía celular y servicios en la nube; sin embargo, para Google, el futuro va más allá de productos de  hardware y  software; analistas proyectan que la huella de la tecnológica se centrará en reinventar la base de sus búsquedas y abrir camino en industrias como el cómputo vestible a través de aplicaciones.   En 1998, Sergei Brin y Larry Page arrancaron el motor de la que hoy se coloca como la segunda firma de tecnología en el mundo, con valor de capitalización de más de 292 mil 449 millones de dólares, la cual ostenta ser la dueña de los primeros lugares de preferencia con más de uno de sus servicios, como su buscador o el sistema operativo Android; sin embargo, la base que comenzó todo se sigue reinventando.   “ ¿Recuerdan como era 1998? Tenías que prender una aparatosa computadora, echar a andar el dial-up y conectarte a internet (…) el mundo cambió y actualmente miles de millones de personas se conectan a la red y hoy simplemente puedes preguntar algo y tu dispositivo te dará una respuesta”, dijo el vicepresidente de búsquedas de Google Amit Singhal en el blog corporativo de la firma a propósito de su cumpleaños 15.   Ante una realidad en la que existen 2 mil millones de internautas y casi tantos dispositivos conectados como humanos hay en el planeta, la firma de Mountain View, anunció la renovación de su algoritmo de búsquedas- la base de su negocio desde hace 15 años- el cual ahora lleva el nombre “Hummingbird” y ya afecta 90% de lo que el mundo busca en línea   “Puedes explorar el mundo con Knowledge Graph, preguntar en voz alta con Voice Search y obtener información incluso antes de que la pidas con Google Now”, dijo Singhal.   El analista de la consultora Forrester, Frank Gillet, comentó a Expansión que esta reinvención en su algoritmo es lo que la seguirá llevando hacia delante a la compañía. “Su algoritmo es cada vez más fino y más humano y creo que seguirá siendo el corazón de su negocio por los próximos 15 años pero ya no por sí mismo si no aplicado a más pantallas y más industrias como una técnica perfeccionada de análisis de datos”, dijo el analista.   Un ejemplo de la diversidad de pantallas a las que puede llegar el algoritmo de la compañía son los móviles complementados con su sistema operativo Android, el cual cuenta con 79.3% de participación mundial en el mercado de sistemas operativos, según datos de IDC,  y 40% de participación en México, según datos de Competitive Intelligence Unit.   Pero no todo es un halago en el mundo de la innovación.   El llamado gigante de internet se enfrenta constantemente al escrutinio de gobiernos y órganos reguladores, que claman que la ubicuidad de los servicios de Google atenta contra la privacidad, los derechos de autor e incluso contra la innovación.   La más reciente queja vino del parlamento británico, que se volcó en críticas al buscador diciendo que los resultados de sus sistemas de búsquedas infringen derechos de autor y favorecen sitios de mala reputación como pornografía y contenido pirata.   "Google debería dejar de listar sitios ilegales de manera tan prominente en sus resultados de búsqueda, pues son un factor clave para formentar la piratería en línea”, dijo el director ejecutivo del Parlamento Británico, Geoff Taylor.   Aunado a esto, la suma de demandas en España y Estados Unidos, son focos rojos los cuales la firma ha sabido capotear para continuar con sus negocios.   El analista independiente de telecomunicaciones José Carlos Méndez, comentó a Grupo Expansión, que “las acusaciones en torno a la violación de privacidad y posibles prácticas monopólicas son los más grandes retos que tiene la empresa para vencer de cara al futuro” aunque los ha sabido capotear muy bien. “Las acusaciones por invasión de privacidad y la pregunta sobre qué tanto puede conocer Google de una persona será un dolor de cabeza a largo plazo para la compañía, por lo menos, los próximos cinco años o mientras no se alcance un acuerdo entre gobiernos o una regulación en torno a Internet”, agregó Gillet.   El futuro se viste de Google   Los rumores acerca de cómo la firma de Mountain View podría ayudarnos a cambiar la forma de ver, literalmente, se materializaron a mediados de 2012 cuando se dio a conocer Google Glass, un proyecto de la firma para fabricar lente inteligentes que permitirían ver la realidad a través de aplicaciones y servicios tecnológicos a través de unos lentes.   Esta idea actualmente espera su salida al mercado en 2014 y de acuerdo con uno de los 8,000 desarrolladores de origen español, Julián Beltrán, sus apps serán parte del impulso de Google a futuro.   “Vemos una oportunidad de negocio grande y que va a ir ampliándose exponencialmente en muy poco tiempo. Google Glass es un nuevo mercado, centrado en un dispositivo que hará la vida más sencilla a los usuarios gracias a los comandos de voz, integración natural con sus gestos, y el resto de ventajas que suele llevar asociada la tecnología wearable”, dijo el desarrollador en entrevista.   Desde su trinchera, Beltrán, que pagó 1,500 dólares para tener acceso como desarrollador a este gadget antes de que salga al mercado, desarrolla actualmente apps para Glass, como Empowar, dedicada para generar realidad aumentada a través de estos lentes, Glassters, que sería la primera app dedicada al reconocimiento de caracteres ópticos (OCR), es decir, que reconoce textos y permite que los lentes lean “en voz alta” el texto para invidentes.   Además de hacer experimentos en torno a aplicaciones mediáticas como formatos de periódico para Google Glass.   Por su parte el director de comunicación corporativa de la firma de análisis estadunidense App Annie, comentó que para Google, las apps jugarán uno de las claves más importantes  a futuro, ya sea en computo vestible o al extender el espectro de su sistema operativo Android.   Tanto el cómputo vestible, que se espera que se convierta en un mercado de 170 millones de gadgets para 2017, según ABI Research, como la industria de la salud y los autos, son algunos de los sectores que Google ve como atractivos para sus futuros negocios; sin embargo, el futuro aún se sigue buscando.  

No te pierdas