¿Qué le falta revolucionar a Google?

Desde las oficinas de Mountain View, California, conocidas como Google Plex, cientos de empleados de la firma trazan día a día los nuevos productos y proyectos de la compañía, pues con el negocio...
Desde las oficinas de Mountain View, California, conocidas como Google Plex, cientos de empleados de la firma trazan día a día los nuevos productos y proyectos de la compañía, pues con el negocio de búsquedas y servicios publicitarios digitales en...
 Desde las oficinas de Mountain View, California, conocidas como Google Plex, cientos de empleados de la firma trazan día a día los nuevos productos y proyectos de la compañía, pues con el negocio de búsquedas y servicios publicitarios digitales en...
  • Es actualmente la tercera firma más innovadora del mundo
  • Google podría innovar en el sector de salud y automotriz

Desde las oficinas de Mountain View, California, conocidas como Google Plex, cientos de empleados de la firma trazan día a día los nuevos productos y proyectos de la compañía, pues con el negocio de búsquedas y servicios publicitarios digitales en la bolsa, Google busca ahora nuevos horizontes para extenderse y reinventarse.   La salud, el negocio editorial, la industria automotriz, la educación e incluso las relaciones con gobierno, son cinco industrias que la empresa propiedad de Sergei Brin y Larry Page podría revolucionar durante los próximos quince años.   “Ya avanzaron unos primeros quince años y realmente revolucionaron la manera en la que se ordena Internet y como buscamos información pero para los próximos 15 años, mi corazonada es que Google aplique lo que ya tiene y sabe en industrias tradicionales como la educación, la salud, la manera en la que operan los gobiernos y otras nuevas industrias”, comenta el analista de la consultora Forrester, Frank Gillet, en entrevista con Grupo Expansión.   Gillet estima que si bien actualmente Google tiene la capacidad para crear productos, la manera más viable de continuar extendiéndose a otros rubros de negocio es con base en la tecnología que ya tiene, su algoritmo de búsqueda ahora llamado “hummingbird”, el cual puede ponerlo al servicio de sectores como el de la salud para la mejora de bases de datos en hospitales, servicios médicos e incluso aplicaciones.   “Google podría realmente revolucionar la salud si ocupa sus sistemas para analizar y minar datos para mantener bases de datos de pacientes, recomendarles tratamientos y darle seguimiento a sus casos por medio de búsquedas y apps contextuales que conozcan a los usuarios”, explicó Gillet.   En este sentido recientemente Google lanzó un proyecto llamado Calico, que se enfocará en retrasar la vejez y elevar la calidad de vida a través de la tecnología, aunque aún no se han dado más detalles de la iniciativa.   El impacto económico mundial que podría traer basar los servicios en sistemas automatizados, como la salud,  al 100% podría ser de entre 5 y 7 trillones de dólares para 2025, de acuerdo con la consultora McKinsey.   Por otro lado, el analista comenta que las relaciones con gobierno, es una pata de una ecuación que Google podría completar, poniendo la base de análisis de datos al servicio de las entidades para brindar servicios prácticos a la ciudadanía.   Estos, podrían configurarse localmente a partir de cómo los ciudadanos se comporten y muevan en línea.   Se hace solo   Una de las industrias en las que Google se ha buscado meter desde hace tiempo sin lograrlo aún de forma comercial es la industria automotriz, con autos que se conducen por sí solos.   De acuerdo con la consultora McKinsey, la tecnología Driverless, es una de las más disruptivas actualmente y Google tiene la capacidad de desarrollar un sistema seguro que haga esto posible, ya que a la fecha, sólo con los prototipos de autos autónomos se han recorrido 300 mil kilómetros con un solo accidente provocado por error humano.   La consultora proyecta que para 2025, los autos autónomos como los de Google podrían evitar 1.5 millones de muertes causadas en accidentes de coche.   Sin embargo, Gillet advierte que hay un par de industrias más, la editorial y la educación, a la que Google puede tocar con una combinación de su tecnología en software y hardware, el cual tras comprar Motorola en 2012, ahora tiene la oportunidad de proveer.   Para Gillet, la educación podría impulsarse más a través de dispositivos como las laptops Chromebooks, la cuales podrían enfocarse con un uso educativo y de colaboración en la nube.   Por otro lado, la senda de los medios de comunicación electrónicos, se advierte como un campo de innovación en donde, el analista advierte, que Google podría poner en práctica, la producción de contenidos para la nube propios y usar sus distintos canales, para difundirlos y hacer que lleguen a todos los lugares.   “Google tiene la ventaja de tener tanto software como hardware en sus manos y debe aprovecharlo para hacer modelos de referencia que talvez se vendan de manera comercial o se licencien pero definitivamente marcarán pauta”, dijo Gillet.

No te pierdas