Móvil de Obama, a prueba de Angry Birds

El blindaje de la BlackBerry presidencial fue más difícil de lo que uno imaginaría; el teléfono fue despojado de todo lo divertido para evitar posibles hackeos.
El blindaje de la BlackBerry presidencial fue más difícil de lo que uno imaginaría; el teléfono fue despojado de todo lo divertido para evitar posibles hackeos.
 El blindaje de la BlackBerry presidencial fue más difícil de lo que uno imaginaría; el teléfono fue despojado de todo lo divertido para evitar posibles hackeos.  (Foto: Getty)
Ciudad de México -
  • El teléfono fue despojado de todo lo divertido para evitar posibles hackeos

Fue un día difícil para la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA) allá en el año 2008, cuando el Presidente Obama pidió un smartphone. “En verdad preocupó a mucha gente, nadie quería sacar algo que no fuera completamente seguro”, dijo el jubilado Director Técnico de la NSA, Richard "Dickie" George, en una entrevista con CNNMoney. El trabajo de George fue revisar los algoritmos de la BlackBerry y escribir y diseñar diagramas para el teléfono. En respuesta a la petición de Obama, la NSA montó un laboratorio donde durante varios meses decenas de expertos sometieron a cirugía a un paciente de alto perfil: el futuro BlackBerry presidencial. El procedimiento era manipular las entrañas del dispositivo para eliminar posibles amenazas a fin de que la comunicación fuera segura. Al final, eso significaba despojar al teléfono de todo lo divertido: el presidente no puede jugar a Angry Birds, por ejemplo. “Tratas de deshacerte de cualquier funcionalidad que no sea realmente necesaria. Cada pieza de funcionalidad es una oportunidad para el enemigo”, comenta. De acuerdo con George, el presidente simplemente quería un teléfono que le permitiera comunicarse con sus asesores. Aunque en ese entonces se sabía que el mandatario era afecto a los dispositivos BlackBerry, la NSA fue la que eligió el modelo de smartphone, no Obama. La funcionalidad que efectivamente posee el teléfono del presidente es un secreto, y la NSA ni siquiera confirma que el mandatario pueda usarlo para enviar un texto o escribir un correo electrónico.

Para mayor información visita CNN Expansión.

No te pierdas