iPad, el cuaderno de alumnos mexicanos

La revolución tecnológica ha impactado a muchas industrias, levantado negocios nuevos y la educación no es ajena a ellas; los alumnos del colegio Eugenio de Mazenod han reemplazado sus cuadernos y...
La revolución tecnológica ha impactado a muchas industrias, levantado negocios nuevos y la educación no es ajena a ellas; los alumnos del colegio Eugenio de Mazenod han reemplazado sus cuadernos y sus antiguos libros de texto por iPads, que se han...
 La revolución tecnológica ha impactado a muchas industrias, levantado negocios nuevos y la educación no es ajena a ellas; los alumnos del colegio Eugenio de Mazenod han reemplazado sus cuadernos y sus antiguos libros de texto por iPads, que se han...
Ciudad de México -
  • Los estudiantes de preparatoria finalizan su ciclo escolar desarrollando una app

La revolución tecnológica ha impactado a muchas industrias, levantado negocios nuevos y la educación no es ajena a ellas; los alumnos del colegio Eugenio de Mazenod han reemplazado sus cuadernos y sus antiguos libros de texto por iPads, que se han convertido en su método favorito de aprendizaje y de enseñanza para los maestros. En promedio, un niño aprende tres veces más rápido si utiliza métodos audiovisuales tecnológicos durante sus clases, según un estudio de la Universidad de Harvard, y los Directivos de la institución saben aprovecharlo. “Cuando te diviertes estudiando, es cuando realmente estás aprendiendo. Los papás reconocen que los niños están adquiriendo un pensamiento diferente y son cosas que incluso nosotras hemos aprendido a desarrollar durante la marcha”, dijo la Directora de la escuela, Alejandra Ruiz. Esta práctica, que sucede desde hace tres años en la institución, tiene como partida el desarrollo de competencias y habilidades de los niños y no solamente es el uso de la tecnología a todo momento, comenta la coordinadora de pedagogía de la escuela, Ximena Warkin. “A cada inicio de curso escolar, se les da un tema principal el cual es impactado en diferentes verticales por las materias que cursan; por ejemplo, el tema: ‘¿Llegó el hombre a la luna?’ involucra tópicos relacionados con historia, física, matemáticas y hasta química. Queremos enseñar de forma diferente”, agrega. Sin embargo, los más pequeños de la escuela, aquellos que apenas van cursando primero de Kinder y tienen tres años de edad, tienen menor  apego con la tecnología pues los niños únicamente interactúan con las tablets de Apple alrededor del 25 por ciento del total de horas a la semana. “Los niños necesitan seguir activando su sistema psicomotriz, jugar, pintar, brincar... La tecnología para ellos es un extra y no lo principal”, detalla Ruiz, quien está al frente de la institución desde hace más de 10 años. En contraste, los alumnos de preparatoria, cuando finalizan su curso, necesitan crear una aplicación de cero para que al finalizar el ciclo escolar pueda ser enviada a la App Store de Apple. “Esto les emociona mucho e incluso muchos alumnos sólo quieren llegar a preparatoria para aprender a hacer código”, dice Warkin.

No te pierdas